EL REALÓN

El ayuntamiento ha invertido más de 9 millones para mejorar la calidad del agua del grifo

Se están instalando un sistema de generación, dosificación y mezcla de ozono después de detectar 2 partículas que han cambiado el sabor del agua.

AGUA

Redacción València

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:50

El concejal de Ciclo Integral del Agua, Vicent Sarrià, ha visitado la planta potabilizadora del Realón, en Picassent, donde ha puesto en valor la inversión de 4 millones de euros destinada a «eliminar las sustancias presentes en el agua que abastece esta infraestructura y que le confieren un regusto a tierra». En este sentido, ha recalcado que «la primera fase de esta inversión durará 18 meses; permitirá a partir de 2022 un agua con un sabor de mucha calidad, con un nivel de dureza más bajo del actual y todas las garantías sanitarias, que ya las tiene».

Estas actuaciones suponen «una de las obras de inversión más importantes de este año en una de las dos plantas potabilizadoras que gestiona y son propiedad del Ayuntamiento de València, pero que abastecen a 1.600.000 personas del conjunto del área metropolitana», ha señalado el concejal.

El edil ha explicado que está intervención está dirigida a «mejorar el sabor, el gusto y el olor del agua, algo que incide en la percepción que los ciudadanos tienen de un objeto de consumo diario y constante como es el agua potable de toda la ciudad y el área metropolitana; por ello, entendimos desde el Ayuntamiento y la Entidad Metropolitana que era necesario darle una solución».

En concreto, se está instalando un sistema de generación, dosificación y mezcla de ozono, o lo que se denomina, tratamiento de pre-ozonización. La duración de las obras es de 1 año y medio y se requerirá una segunda fase para cubrir el cien por cien del caudal de la planta. Esta actuación, que en su conjunto suma 9.4 millones de euros está incluida en el Plan de Inversiones en Plantas Potabilizadoras.

Como paso previo a la redacción del presente proyecto, en el año 2016, se efectuaron una serie de ensayos piloto en la planta potabilizadora de El Realón (Picassent) a fin de determinar la idoneidad de los tratamientos de preoxidación a aplicar, concluyéndose la efectividad de la combinación de ozono (O3) y agua oxigenada (H2O2) en la mejora de la calidad del agua, especialmente en la eliminación de olores y sabores.

MÁS DE 400 CATAS DE AGUA

Asimismo, a través de campañas de divulgación, se viene informando a los usuarios que desde 2017 se están llevando a cabo diversos estudios de sabor y olor del agua en la red de distribución. Esto ha supuesto la realización de catas sobre más de 400 muestras de agua en distintos puntos de la red de distribución, en los dos últimos años. Este plan de catas, que tendrá continuidad a lo largo de varios años, permitirá la obtención de mapas de los sabores más relevantes detectados por los consumidores y servirá para aplicar las mejoras en el tratamiento en plantas y en la red de distribución.

Además, desde 2017 se están realizando pruebas piloto para la elección del tipo de membranas de ultrafiltración más idóneo, como complemento a las técnicas de oxidación avanzada en las plantas de tratamiento de agua potable.

«Una vez finalice la ejecución de las instalaciones proyectadas en esta primera fase de la instalación de oxidación avanzada, la población beneficiada será de unas 500.000 personas, lo que representa, aproximadamente, un 30% de la población de Valencia y su Área Metropolitana», ha explicado Sarrià quien ha precisado que una vez «finalizada en 2021 la segunda fase de este proyecto, la población beneficiada pasará a ser de 1.000.000 personas».

Lo más