Boletín

34 carreteras cortadas por el temporal

La AP-7 sigue cortada en Pilar de la Horadada, y la N-340 en dos tramos, uno en la provincia de Alicante y otro en la provincia de Valencia. 

carreteras cortadas

GVA

Ana Matamales/Agencias

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 20:08

El temporal ha obligado a cortar 34 carreteras por lluvias o desprendimientos. Sobre todo, las zonas con más carreteras intransitables están en la Vega Baja y en Vall d'Albaida, coincidiendo con las zonas más afectadas por el temporal.

Las lluvias del temporal que está afectando a la Comunitat Valenciana han obligado a cortar un total de 34 carreteras convencionales en toda la Comunitat Valenciana, así como dos tramos de la N-340, uno en la provincia de Alicante y otro en la de Valencia. La AP-7 sigue cortada en Pilar de la Horadada.

Así, el Centro de Emergencias de la Generalitat Valenciana ha informado del corte de estas 34 carreteras en toda la Comunitat, aunque en un momento de la tarde ha llegado a haber 40 cortadas. A las 18.35 continúan cortadas 21 en la Vega Baja, tres en la Costera y otras ocho en la Vall d'Albaida, una en el Alto Vinalopó y otra en el Bajo Vinalopó.

La Vega Baja sigue siendo la comarca más afectada, donde varios municipios y pedanías tienen sus accesos cortados. Es el caso de la Matanza, en Orihuela, o de los municipios de Rafal y Benejúzar.

En la Vall d'Albaida, se encuentra cortada la CV-81 en Ontinyent y la CV-654 en Fontanars del Alforins. También la CV-641 entre Albaida y Aielo de Malferit;

Aunque parece que el temporal empezará a remitir mañana, la situación toddavia es critica en la Vega Baja en Alicante. Alli, muchos municipios están preparándose para posibles nuevas subidas del Segura, tanto por la posibilidad de que vuelva a llover como por los desembalses del pantano de Santomera (Murcia). En Benferri se ha instado a toda la población a acudir al Auditorio Municipal, mientras que en Almoradí, Benejúzar, Bigastro, Callosa de Segura, Catral, Daya Nueva, Daya Vieja y Dolores se ha obligado a desalojar algunas zonas.

Las lluvias torrenciales caídas en la capital de la comarca, Orihuela obligaron ayer por la mañana a clausurar los juzgados de la ciudad, después de que se registraran problemas de acceso y diversas incidencias como goteras, inundaciones, cortes de luz y de teléfono en las instalaciones.

El principal consejo de los alcaldes y de los servicios de emergencias es que los vecinos eviten salir de sus casas y sobre todo coger el coche. Y si lo hacen que se informen a través de las fuentes oficiales del estado de las carreteras.

Lo más