Primera fase

Benicarló presenta el proyecto del bulevar de la antigua Nacional 340

El ámbito de actuación va desde el cuartel de la Guardia Civil hasta la calle de Vinaròs.

Bulevar N-340 Benicarló

Ajuntament de Benicarló

Redacción

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:22

La alcaldesa de Benicarló, Xaro Miralles, junto con la arquitecta municipal, Concha Mora, han presentado el proyecto urbanístico que afectará al tramo urbano de la antigua N-340, que supondrá el inicio de la transformación de la carretera en un bulevar que se adecuará a las características de una vía urbana y que dará prioridad a los peatones.

 

Xaro Miralles se ha mostrado muy satisfecha por el proyecto realizado y ha remarcado que «este será uno de los proyectos urbanísticos más importantes para el futuro de Benicarló por el hecho que convertirá la actual barrera en una vía urbana que dará prioridad a los peatones». Miralles ha manifestado la intención de que la licitación se pueda hacer antes de acabar el año, de forma que las obras podrían empezar a primeros de 2019.

 

Las actuaciones de esta primera fase se llevarán a cabo en 2 de los 7 kilómetros que ocupa el tramo municipal y consistirán en construir cuatro rotondas que estarán ubicadas a la altura de la avenida de Febrer Soriano, la calle de Ulldecona, la avenida del Maestrat y la calle del Puig de la Nau. El proyecto también contempla la reducción de la anchura de la carretera, la colocación de pasos de peatones y paradas de autobuses y la iluminación de todo el tramo». En este sentido, la alcaldesa ha insistido en que «las primeras actuaciones irán destinadas a reducir la velocidad de los vehículos y a aumentar la seguridad, que es lo que más nos preocupa».

 

Estas actuaciones complementarán los trabajos que se están llevando a cabo actualmente para la construcción de una rotonda a la altura de la CV-135, a cargo de la Generalitat.

 

El presupuesto municipal para llevar a cabo las mencionadas actuaciones es de 951.934 euros. Ha concretado la alcaldesa que en esta primera fase, la carretera no quedará acabada, sino que a largo plazo se irá completando con otras actuaciones como «el ajardinado de las aceras y el desarrollo de las diferentes zonas urbanas por donde discurre el vial».

 

Por su parte, la arquitecta municipal ha apuntado algunos detalles técnicos del proyecto, como la adecuación de una sección para peatones y la reducción de la zona destinada a tránsito rodado «para reducir la velocidad, que no tendría que ser superior a los 30 o 40 kilómetros por hora». Mora ha avanzado que «una vez concluida esta primera fase, contemplaremos continuar con la adaptación del Sector 7, adecuando el lateral urbano del CEIP Ángel Esteban al uso de las personas». «De este modo --ha concluido la arquitecta-- conseguiremos reducir el espacio destinado al tránsito rodado para hacerlo más urbano, más social y más integrador».

Contenidos relacionados

Lo más