COPE

El juez descarta que la lesión a Roger Español fuera intencionada y avala las pelotas de goma

Afirma que el policía disparó al suelo lo que implica un "elemento aleatorio"

El juez descarta que la lesión de Roger Español fuera intencionada y avala las pelotas de goma

Europa Press

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:13

El juez que instruye la causa por las cargas policiales del 1-O en Barcelona ha descartado que la lesión con una pelota de goma por la que el activista Roger Español perdió un ojo fuera intencionada, para lo que no aprecia "elemento indiciario alguno", y ha sostenido que los proyectiles de goma son legales también en Catalunya.

En un auto consultado por Europa Press, el titular del Juzgado de Instrucción 7 de Barcelona desestima la petición de la abogada de Español, Anaïs Franquesa, del Centro Irídia, para abrir un procedimiento sumario por un presunto delito de lesiones.

Por su parte, la abogada sostiene que las lesiones fueron intencionadas, ya que las hizo un agente entrenado en las escopetas de balas de goma, y la usó "de forma antirreglamentaria, habiendo disparado no solo varias veces contra el lesionado sino que incluso después de causarle la herida habría disparado a las personas que intentaban socorrerle".

El juez justifica que, para aceptar la petición de la abogada, "deberían haber indicios de que el agente actuó con la clara intención de causar al señor Español la pérdida de la visión de un ojo".

Remarca que las lesiones por imprudencia se distinguen de las intencionadas porque implican que el autor sea consciente del daño que puede causar y acepte las consecuencias de las lesiones provocadas, de lo que no aprecia indicios en este caso.

"SITUACIÓN DE ALTA TENSIÓN" EL 1-O

El juez sostiene que debe tenerse en cuenta el contexto del disparo, "el día 1 de octubre de 2017, en una situación de alta tensión social", cuando un grupo de policías no podía seguir su camino porque varias personas estaban sentadas en el suelo.

"Durando ya la sentada un tiempo importante, se ordenó actuar en contra de las personas" usando la porra para abrir camino a los agentes, lo que en palabras del juez causó un tumulto por los votantes que reaccionaron a la actuación policial abucheándolos y lanzando objetos.

A continuación, los agentes dispararon salvas y pelotas de goma, por lo que el magistrado señala que "se trata de un disparo que va precedido de una situación que no debe ser obviada".

EL AGENTE "DISPARÓ APUNTANDO AL SUELO"

El auto remarca que, según los informes periciales y al contrario de lo que sostiene la abogada de Español, "el disparo del agente no iba dirigido exactamente al señor Español sino que se disparó apuntando al suelo", lo que considera un elemento crucial para determinar si la lesión fue intencionada o no.

"El simple hecho de disparar contra el suelo añade un elemento aleatorio en el resultado", y considera que esto elimina la posibilidad de que la lesión fuera intencionada porque el proyectil podía rebotar en cualquier dirección.

NO ES "UN ARMA PROHIBIDA EN ABSOLUTO"

También destaca que "no consta que el agente investigado hubiera disparado anteriormente" contra Español, y recuerda que el uso de balas de goma es legal y no es un arma prohibida.

"Tal prohibición ni siquiera existe en Catalunya, ya que ninguna ley prohíbe su uso. Únicamente el Parlament aprobó unas conclusiones cuyo valor normativo únicamente es el de instar a la Generalitat" a tomar medidas, lo que señala que no debe confundirse con una prohibición y, además, destaca que el agente no estaba vinculado por esta resolución de la Cámara catalana.

IRÍDIA RECURRIRÁ LA DECISIÓN

Por su parte, el Centro Irídia, que ejerce de acusación particular, ha explicado en un comunicado que recurrirá la decisión del juez ante la Audiencia de Barcelona, y ha defendido "la existencia de indicios sólidos" de que el disparo fue intencionado.

Ha sostenido que la causa debería investigarse en un sumario, como se hizo en el caso de Ester Quintana, quien perdió un ojo durante las cargas de Mossos d'Esquadra en la huelga general del 14 de noviembre de 2012.

Irídia sostiene que el agente investigado disparó a Español "en tres ocasiones distintas" y que fue la tercera la que le hizo perder el ojo, y afirma que disparó desde una distancia inferior a la reglamentaria, lo que no permitió que los concentrados se protegieran e implica que el agente supuestamente asumió la posibilidad de causar lesiones graves.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

El Partidazo de COPE

Con Joseba Larrañaga

Reproducir
Directo El Partidazo de COPE

El Partidazo de COPE

Con Joseba Larrañaga

Escuchar