COPE

El Gimnàs Sant Pau prepara una demanda en contra del Ayuntamiento por reactivar la licencia de obras

Denuncian el consistorio 'por negar el derecho a la vivienda a más de 1.066 personas y la destrucción del patrimonio histórico'

El Gimnàs Sant Pau denunciará al Ayuntamiento de Barcelona por reactivar la licencia de obras

08/11/2016 El Gimnàs Social Sant Pau anuncia que lo desalojarán el 21 de enero

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:51

El Gimnàs Social Sant Pau, situado en el barrio del Raval, denunciará al Ayuntamiento de Barcelona por reactivar la licencia de obras en el edificio, que está pendiente de una orden de desalojo, prevista para el 30 de abril.

En rueda de prensa , los miembros de la cooperativa del Sant Pau han anunciado que están preparando una demanda --que prevén presentar la semana que viene-- en contra del consistorio "por negar el derecho a la vivienda a más de 1.066 personas y la destrucción del patrimonio histórico".

Según han explicado, el Gimnàs Sant Pau solicitó al Ayuntamiento el pasado viernes que suspendiera la tramitación "de cualquier licencia de derribo y construcción" en el edificio después de conocer la intención del consistorio de conceder dicha tramitación esta semana.

Justo un día después, han detallado, el Ayuntamiento concedió la licencia "que deja a más de mil personas sin la más mínima protección y despreciando sus derechos más básicos".

Han aclarado que no piden la nulidad del proceso iniciado por la propiedad, sino su suspensión hasta que se pueda dar "una solución residencial digna a las 1.000 personas sin recursos que consideran el gimnasio como su hogar".

En este sentido, han defendido la tarea social que desarrollan, especialmente visibilizada durante la pandemia, cuando se han atendido a 1.066 personas ofreciéndoles más de 53.000 duchas y ropa, y 43.012 servicios de comida.

El Gimnàs, que ha contado con el apoyo de los grupos municipales de ERC, Junts y Cs, ha informado de esta situación a la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas y a la Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, y confía en que el consistorio "cumplirá con su responsabilidad".

CUENTA ATRÁS PARA EL DESAHUCIO

Mientras, la orden judicial para desalojar el Gimnàs Social Sant Pau sigue prevista para el 30 de abril, a pesar de que el Ayuntamiento y la propiedad acordaron en enero un período de dos meses para valorar "varias propuestas" y encontrar una solución conjunta para el espacio.

Fuentes municipales han explicado a Europa Press que continúan negociando con la propiedad del gimnasio para llegar a una acuerdo "que sea satisfactorio para ambas partes" y aseguran que lo seguirán haciendo hasta el último minuto, en sus palabras.

Por otro lado, los responsables del Sant Pau han explicado que el Ayuntamiento ofreció 9,5 millones para comprar la finca, pero que la propiedad "rechaza cualquier acuerdo que no sea por 14 millones".

Así, han lamentado la "reiterada negativa del Ayuntamiento a usar todas las herramientas para poder adquirir la finca a un precio de mercado y hacer una propuesta de soluciones", y consideran que han dilapidado, en sus palabras, los dos meses que han tenido para negociar.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar