COPE

Deserción universitaria

La mayoría de los alumnos y profesores de las universidades de Cataluña se adaptaron a las clases virtuales y provocaron menos proximidad e interacción entre ambos

Audio

L. Gonçalves

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 26 ene 2021

La mayoría de las universidades del país siguen manteniendo la enseñanza online a raíz de la pandemia de la covid-19. Desde marzo, muchos estudiantes universitarios y docentes han ido adaptándose al modelo virtual mediante plataformas online para continuar con la enseñanza. Pero, hasta el momento, la situación parece no mejorar en algunas regiones del país, como es el caso de Cataluña. En esta comunidad autónoma la mayoría de los universitarios han asistido a clases virtuales con la explicación de los profesores a través de una pantalla perdiendo la conexión y proximidad humana.

Para los estudiantes universitarios la adaptación a este formato ha resultado probablemente más fácil que para los profesores debido a que pueden conocer más el campo e integrarse más en él. De hecho, Ariana Ruiz y Cristina Poyato, estudiantes de periodismo de la Universidad Pompeu Fabra (UPF), consideran que la adaptación a este formato ha sido fácil y que les ha favorecido por la disminución de las “limitaciones de tiempo”, debido a que les ha permitido organizar mejor sus agendas personales, educativas y laborales. De la misma manera, esto también ha sido beneficioso para el profesorado, ya que les ha permitido tener un trabajo más “autonómico” con un mayor enfoque y organización en todos los ámbitos, sobre todo en el de “conciliación familiar”, como es el caso de la profesora de periodismo de la UPF —y también cofundadora de StoryData y profesora asociada en Blanquerna-URL, en Elisava y en la UOC—, Eli Vivas.

Siguiendo esta misma línea, muchos profesores han tenido que esforzarse para aprender y adaptarse a las clases virtuales ya que durante sus estudios no fue necesario conocer ni prepararse para este formato educativo. Por lo que, crear y buscar alternativas para enseñar puede resultar problemático y tomar tiempo, lo que, a su vez, puede causar que “el ritmo de las clase se frene”, asegura Eli Vivas. En este sentido, la profesora considera que debido al cambio repentino de método de enseñanza, e ir sobrellevándolo durante estos meses, le ha provocado una “carga mental y de trabajo extra”, pero ella lo ve como algo positivo porque le obliga a tener más flexibilidad y “adquirir habilidades" para adaptarse mejor a la era digital.

Con este sistema virtual, la adaptación fue solo la primera fase, ya que las dificultades destacaron al momento de la interacción entre los alumnos y el profesorado. Especialmente en las “clases prácticas por no contar con la presencia del profesor o de los elementos necesarios para realizar evaluaciones”, aseguran las estudiantes; a diferencia de las clases teóricas en las que incluso la virtualidad podría ser “una mejor opción”. En este sentido, la novedad virtual de “conversaciones frente a una pantalla” eliminó parcialmente la comunicación entre profesorado y alumnado y ha provocado que exista un “feedback nulo”. De hecho, Eli Vivas lo nota en sus alumnos y siente que ha cambiado la interacción con estos: “mis clases son prácticas y es complicado hacerlas de manera virtual sincrónica” ya que se pierden muchos factores, ha señalado. Sin embargo, considera que sus clases se han “aprovechado al 100%” debido a que los alumnos han utilizado los espacios de interacción virtuales que ella ha preparado.

No poder ver las caras ha mermado el acto comunicativo, ha provocado que los profesores se esfuercen en mantener la interacción con los estudiantes, y viceversa. Sin embargo, según las estudiantes y la profesora, no se descartan las clases virtuales para el futuro, ya que parecen ser “una buena opción” para “algunas asignaturas”, como las más teóricas. Pero tampoco creen que es oportuno eliminar las clases presenciales porque rompe por completo la relación entre ambos. “La universidad no es solo el aula, es todo lo que se aprende en los pasillos, en la cafetería, los proyectos que emergen de las sinergias a través del contacto y la interacción física”, ha señalado Eli Vivas. Por esta razón, se tiene en cuenta la importancia de la presencialidad en los estudios universitarios, así como en los demás, ya que es fundamental para construir, moldear y preparar el camino hacia el futuro profesional.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Directo TRECE Al Día Noticias

TRECE Al Día Noticias

Con José Luis Pérez y María Ruiz

Ver TRECE