La Diputación pide por unanimidad la Junta la unidad satélite de radioterapia

El Pleno ha aprobado una declaración institucional en sustitución de las mociones que presentaba los grupos popular y socialista

PLENO DIPUTACIÓN

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:42

El Pleno de la Diputación de Segovia ha aprobado por unanimidad una declaración institucional dirigida a la Junta de Castilla para que instale una unidad satélite de radioterapia en el Complejo Hospitalario de Segovia, con la mayor urgencia posible, para poder dar servicio a los pacientes oncológicos.

En el acuerdo se solicita que se expliquen y definan las características de dicha unidad de radioterapia, el presupuesto y un cronograma de la actuación en donde se recojan los pasos a seguir, teniendo en cuenta y en base a criterios científicos, médicos y tecnológicos. El acuerdo se dará traslado al consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, y a los grupos políticos de las Cortes regionales.

En los argumentos utilizados para reforzar la petición se establece que la sociedad segoviana coincide en la necesidad de instalar una unidad satélite de radioterapia en Segovia.

Su puesta en marcha evitaría que los pacientes con necesidad de tratamiento, cerca de 300 en la actualidad en la provincia, tuvieran que trasladarse a Valladolid o Madrid para recibir las sesiones, unas cuarenta de media, durante cinco días a la semana y sólo tendrían que ir al centro de referencia para la correspondiente revisión del proceso. La radioterapia se llevaría a cabo en Segovia y podrían recibir de forma paralela el tratamiento de quimioterapia.

Esto daría, según la declaración aprobada, “calidad de vida y de atención al paciente inmerso en un proceso ya muy duro de por sí, y a sus familias; garantizaría su seguridad al no tener que estar expuesto a continuos desplazamientos y evitaría los inconvenientes que generan este tipo de viajes para el propio tratamiento”. Además, la cercanía y la accesibilidad al servicio se convertirían en dos factores a tener en cuenta en el buen desarrollo del proceso.

Para la Corporación, facilitar el acceso al tratamiento de los pacientes segovianos con cáncer es “fundamental y prioritario”, igual que tener en cuenta los criterios científicos de los expertos y profesionales en la materia a la hora de la puesta en marcha de la unidad de radioterapia.

El texto agrega que No salo debe ubicarse en el lugar adecuado, sino que debe hacerse “en las mejores condiciones, con la última tecnología y el personal más preparado”, según criterios técnicos, médicos y científicos con el fin de garantizar “el mejor y más adecuado tratamiento a los pacientes, así como sus resultados y seguridad”.

La propuesta alude a que los aceleradores lineales son los dispositivos más comunes para dar tratamiento de radioterapia a los enfermos de cáncer. Utilizados como terapia convencional de aplicación en cualquier parte del cuerpo, es considerada uno de los tres pilares básicos del tratamiento del cáncer.

La declaración recuerda “el peregrinaje” de los enfermos cuando tienen que ser trasladados a otras provincias para recibir el tratamiento de radioterapia, fundamentalmente mediante transporte colectivo, lo que supone el traslado de varios enfermos que son recogidos en sus diferentes pueblos y que, “para diez minutos de tratamiento, permanecen desde las siete de la mañana, que salen de sus casas, hasta las tres o las cuatro de la tarde, que llegan de vuelta”, en función de las distancias entre los pueblos de los enfermos y de las horas de cita de cada uno de ellos.

Además, se anota que, en la mayor parte de las ocasiones, la Junta traslada en ambulancia a los enfermos sin permitir que vayan acompañados de un familiar o amigo, que les puede apoyar y ayudar si en el viaje se encuentran mal.

La necesidad de implantar esta unidad ha sido reclamada en reiteradas ocasiones por ayuntamientos de la provincia, la Diputación, asociaciones, sindicatos, y la delegación provincial de la Asociación Española contra el Cáncer.

Lo más