COPE

Los osos de la Cantábrica abandonan la hibernación

Vídeo

FOPManuel LobejónPalencia

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 12:46

La Fundación Oso Pardo (FOP) está comprobando que, tras el periodo de hibernación, los osos se encuentran lustrosos y completamente llenos de energía.

Cabe recordar que cuando los osos hibernan, entran en un estado de dormición que hace descender su ritmo cardiaco desde 40-50 hasta unas 10 pulsaciones por minuto, el ritmo respiratorio baja a la mitad y la temperatura se reduce en 4 ó 5 grados, manteniendo las constantes funcionales gracias a la energía proporcionada por las reservas grasas acumuladas en otoño. Para hibernar buscan cuevas, o las excavan, en lugares poco accesibles a salvo de las molestias humanas. Es muy importante mantener las zonas de oseras al margen de las actividades humanas en invierno para evitar interferir en el sueño invernal o en los partos de las osas. Las osas paren en enero en las oseras, de uno a tres oseznos, que pesan 400 g al nacer y estarán alimentándose de la leche materna sin salir al exterior hasta abril o mayo, cuando ya pesan 4 o 5 kg.

Con la llegada de la primavera, la especie retorna a su vida normal, como puede apreciarse en el vídeo de la parte superior con estas osas con sus oseznos de segundo año. Esta es según la fundación una excelente noticia, pues aunque se está recuperando poco a poco, la especie sigue estando en peligro de extinción, con aproximadamente unos 300 ejemplares en toda la Cordillera Cantábrica.

La mayoría de los osos pardos de la Cordillera Cantábrica viven dentro de los límites de la Red Natura 2000, que es la red de espacios protegidos perteneciente a la Unión Europea.  La FOP está desarrollando un proyecto denominado proyecto europeo LIFE "Natura 2000 + Oso” con el que se pretende mejorar el conocimiento y la valoración de esta red de espacios y de los osos que habitan dentro de este entono natural protegido. Especialmente entre los habitantes de las áreas en donde se asientan las poblaciones de osos más amenazadas. Una de ellas es la sub población de la zona cantábrica oriental, que cuenta con unos 50 osos repartidos entre  la  Montaña Oriental Leonesa, la Montaña Palentina, la zona de Campoo y Liébana en Cantabria y los parques asturianos de Redes y Ponga.  El proyecto cuenta como socia con la la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León y está apoyado por la Fundación Biodiversidad y el Organismo Autónomo de Parques Nacionales.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo