COPE

"Hay personas incurables pero no incuidables", afirma Monseñor Argüello

El secretario de la Conferencia Episcopal habla en León de pandemia, eutanasia y misas por Franco

ctv-goa-luis-argaauello-y-luis-ngel-de-la-heras

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:24

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y obispo auxiliar de Valladolid, monseñor Luis Argüello, viajó a León para pronunciar una conferencia en el marco del ciclo de formación permanente del clero de la Diócesis de León. Tuvo lugar en el seminario mayor San Froilán y versó sobre "La iglesia que camina en España, los trabajos y los días". El acto estuvo presidido por el obispo de León, Luis Ángel de la Heras.

Monseñor Argüello mantuvo un encuentro con los periodistas y repasó los temas de actualidad respondiendo a sus preguntas. Sobre la pandemia dijo que nos afecta a todos, también a la iglesia. "Un pequeño virus- dijo, son ha hecho ver que somos muy frágiles" y tenemos que confiar en Dios.

Habló también de la defensa de la vida que hace la Iglesia y se pronunció sobre la eutanasia y recordó el posicionamiento de la institución religiosa, especialmente a los católicos. “Cuando una persona está sufriendo, lo primero, es tierra sagrada. Entiendo que tenemos que ser todos muy comprensivos con la situación de cualquier persona, pero les subrayaría que ante una persona que sufre lo que hay es una fuerte llamada al cuidado, al acompañamiento, al respeto y a animar a vivir su propia existencia sabiendo que nosotros no somos dueños de nuestra propia vida”.

Argüello, que impartió una conferencia en León en el Ciclo de Formación Permanente de la Diócesis tras ser recibido por el obispo Luis Ángel de las Heras, incidió -a preguntas de los periodistas- en el mensaje de que “hay personas que son incurables pero no incurables. Hay personas que sufren y hay que atender el sufrimiento y no únicamente abrir la puerta de la muerte como única solución. Ese subrayado, esa línea roja de la vida es un punto firme de apoyo para la construcción del bien común”.

Las personas, añadió, no son individuos aislados, forman parte de una trama de relaciones, tienen vínculos y las decisiones que adoptan afectan a los demás. Es comprensible, afirmó que una persona que sufre diga “que quiere audodeterminarse sobre su propia existencia, pero eso es un punto importante para caer en la cuenta de el derecho a la libre decisión no es un valor absoluto sino que hay que ponerlo siempre en relación con aquello que se decide y con las consecuencias que tiene para otros en la trama de relaciones de la que todos formamos parte y que constituye, seguramente, lo mejor de la vida porque parte de un don que recibimos de esa misma trama de relaciones”.

El secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y obispo auxiliar de Valladolid, monseñor Luis Argüello, se refirió hoy a la celebración de misas en honor a Francisco Franco y a sobre si la Iglesia se plantea no autorizar las que no sean solicitadas por la familia sino por colectivos de ultraderecha. “Pensamos que rezar por los difuntos es algo bueno -acabamos de vivir los días 1 y 2 de noviembre- y todo lo que sea rezar por ellos, pedir la misericordia de Dios, porque todos somos pecadores y necesitamos de ella, nos parece oportuno; hacer de las celebraciones de los difuntos un acto político, en este como en cualquier otro caso, no nos parece oportuno”.

Así respondió a preguntas de los periodistas durante su presencia en León para participar en el Ciclo de Formación Permanente de la Diócesis que preside Luis Ángel de las Heras. “Rezar por los difuntos, sí, hacer un acto político de la oración por los difuntos; no”, resumió sobre la cuestión suscitada al hilo de la reciente celebración de varias misas en memoria del dictador.



Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo