Ana Franco niega presiones en la adjudicación de los contratos afectados por la Operación Enredadera

El 30 de enero están convocados José María López Benito y Fernando Salguero

Ana Franco, concejala de Medio Ambiente

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 15:04

La segunda sesión con comparecencias de técnicos y políticos en la comisión de investigación que analiza la repercusión de la Operación Enredadera en el Ayuntamiento de León contó hoy con la declaración de la concejala de Urbanismo y Medio Ambiente, Ana Franco, que negó “cualquier tipo de presión” a la hora de la adjudicación de los contratos tratados, mientras que el que fuera responsable de Policía y Tráfico en el anterior mandato, Ricardo Gavilanes, no acudió a pesar de estar citado.

En concreto, se abordaron los expedientes relativos a las obras de pavimentación y mejora de los accesos de la calle Astorga, en el Aru León Oeste, la mejora del Parque Virgen del Camino y de tres áreas de recreo infantil en la calle Río Silván, el paseo Salamanca y el barrio de la Inmaculada y la urbanización de la plaza del Palacio de Congresos y Exposiciones.

Respecto a ellos, Ana Franco, reconoció que “la documentación relativa no está completa”, pero insistió en que “en ningún momento ningún miembro del equipo de Gobierno realizó ninguna indicación o presión para su adjudicación a ninguna determinada empresa”, así como que no recibió ninguna llamada de las empresas que participaban en los concursos.

“Confío totalmente en los funcionarios de mi concejalía”, aseguró Franco, que puso de relieve que ninguno de los contratos referidos fue adjudicado a empresas investigadas por la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (Udef), ya que “en algunos casos fueron excluidas y en otros quedaron en puestos muy bajos”

El portavoz del Partido Popular, Fernando Salguero, señaló que en esta segunda reunión en la que se han tratado cinco expedientes, uno relativo a tráfico del mandato anterior, dos del área de Parques y Jardines y dos del área de Urbanismo, aseguró que “ha quedado perfectamente demostrado que no ha habido interferencia ni injerencia de ningún tipo por parte de cargos políticos o empresarios o personas que pudieran tener un interés ajeno o extraoficial en las adjudicaciones correspondientes”.

Para Salguero, la portavoz de la formación naranja “machaconamente y de forma reiterada” preguntó la misma cuestión “hasta cinco veces” con el objeto de “procurar dar contenido a algo que no ha lugar a buscar”, ya que tras analizar los expedientes con los técnicos y la concejala del área “todo ha ido por el procedimiento legal oportuno”.

Lo más