Más de la mitad de las iglesias de Burgos han necesitado reparación en los últimos 13 años

La diócesis celebra el domingo la 13ª campaña «Protemplos», una colecta que busca ayudar a la restauración de inmuebles que no tienen otras subvenciones

Ruiz de Mencía, Rebollo y Ortega, esta mañana

Ruiz de Mencía, Rebollo y Ortega, esta mañana.

Raúl González / Álvaro Tajadura

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:10

La Iglesia en Burgos celebrará este domingo 11 de agosto la decimotercera edición de su campaña «Protemplos», una jornada de sensibilización sobre el patrimonio diocesano que busca recaudar fondos que permitan intervenir en los inmuebles que necesitan ayuda urgente y que no pueden acogerse a otro tipo de ayudas o subvenciones. "Lo que pretende esta campaña es estirar ampliar especialmente el convenio de las goteras vamos a hacerle más grande con esta pequeña aportación y sobre todo porque nos sirve para para esos casos tan inmediatos más perentorios que a lo mejor necesitan una ayuda urgente si no hay posibilidad ni tiempo de pasar por todos los expedientes que supone el convenio con la Diputación", señala Vicente Rebollo, vicario para los asuntos económicos de la archidiócesis de Burgos.

Y es que conservar el patrimonio diocesano supone un importante esfuerzo económico para la diócesis, que de hecho destina un 30% de los 10.900.000 euros del presupuesto a la conservación de edificios y a gastos de mantenimiento, pero es algo que "merece la pena", asegura Rebollo. El esfuerzo es importante por dos motivos, la diócesis de Burgos es la segunda del país en número de parroquias, con 1.003 en toda la provincia y la despoblación incide de manera importante en el deterioro del patrimonio.

De hecho, según señala el arquitecto técnico del Arzobispado, Miguel Ángel Ortega, cerca de 80 inmuebles corren riesgo de ruina inminente. Por lo que las actuaciones que se llevan a cabo con colectas como la del domingo resultan imprescindibles para su conservación. "Son pequeñas obras de mantenimiento como reparar alguna gotera, cubiertas, algún nervio de alguna bóveda, alguna grieta...Pequeñas cosas de esas", incide.

Desde la diócesis se hace un llamamiento a la solidaridad de los burgaleses, que ya el año pasado aumentó de forma notable, según Vicente Ruiz de Mencía, miembro del consejo de asuntos económicos de la diócesis, quien apunta que se recaudó un total de 44.657,12 euros, un 26,78% más que el año precedente.

Desde que se pusiera en marcha la colecta «Protemplos» en el año 2006 se han intervenido en un total de 569 inmuebles de la diócesis, más de la mitad de las parroquias del territorio. Este año, el número de municipios que ha solicitado ayuda al convenio de las Goteras asciende a 140. De ellas, entre 50 y 60 requieren intervención urgente.

Lo más