La necesidad del Inter, la ocasión del Valdepeñas

La Liga de Fútbol Sala se resuelve este martes entre el Movistar Inter y el Viña Albali Valdepeñas

Viña Albali Valdepeñas

Cope Ciudad Real / EFE

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 14:04

Tras una temporada extraña, marcada por la pandemia de la covid-19, por el final anticipado de la Liga regular y por un play off express desconocido, la Liga se resuelve este martes entre el Movistar Inter y el Viña Albali Valdepeñas: la necesidad, incluso la obligación, por historia, plantilla y exigencia del conjunto madrileño contra la oportunidad más grande para el equipo castellanomanchego, cuyo mérito y ambición este curso es formidable.

A las 15.30 horas, sin público, en el Palacio de los Deportes José Martín Carpena de Málaga, después de una intensa semana, toda una temporada en juego a un solo partido. Por la Liga... Y por la Liga de Campeones. De momento, a la espera de lo que suceda en la Final a Cuatro del torneo europeo en la que compiten el Barça y ElPozo Murcia, el Inter y el Valdepeñas tienen billete para la cita internacional, pero sólo hay certeza para el campeón. El subcampeón está a expensas de que ningún club español conquiste el título continental.

El favorito es el Inter. No hay ninguna interpretación posible de esa condición, por muchas cuestiones, pero sobre todo por una: a él le vale el empate, al Valdepeñas no. Esa es la ventaja que tiene haber sido el líder de la Liga regular, al que se le dio por vencido antes incluso de la disputa de este torneo final.

No muchos contaban con él, dentro de la agitación que ha vivido en los últimos meses, con polémicas internas -Ricardinho no jugó ni en cuartos ni en semifinales al borde ya de su despedida del club con el que lo ha ganado todo rumbo al ACCS París-. También perdió a Gadeia, que se desvinculó antes de esta fase decisiva. Y su preparación física fue condicionada y limitada, con tres semanas de diferencia incluso con ElPozo o el Palma.

A las puertas de un fin de ciclo -también del inicio de una nueva era, según se mire-, porque, aparte de Ricardinho, no seguirá tampoco el capitán Carlos Ortiz, otra leyenda indudable de la entidad (igualmente, a partir del 1 de julio, dejarán de pertenecer al conjunto madrileño Humberto, Bebe o Elisandro), el equipo más ganador de España y de Europa ha reivindicado su gen competitivo y su jerarquía, con otras formas diferentes al pasado, condicionadas por el momento y por el déficit en cuanto al tiempo para su puesta a punto, pero irrebatibles.

Consciente de la inferioridad física de su equipo respecto a otros rivales, por ejemplo el Palma, su oponente en semifinales con 15 días más de preparación, Tino Pérez enfocó a aspectos concretos en cada entrenamiento para reducir las dificulltades y resaltar las cualidades, entre ellas la experiencia de un grupo que ha sido el líder de la Liga regular casi toda la temporada, 23 jornadas al frente de la clasificación, a pesar de ciertos altibajos.

Al Jaén lo remontó en los cuartos de final a través de la estrategia; al Palma lo doblegó con eficacia y lo desarmó con una defensa en su propio territorio que fue inquebrantable. Y cuando permitió algún disparo rival, ahí estaba Jesús Herrero -o el poste- para repeler a su oponente. "Son muy buenos aún metidos en 15 metros. Estos son la hostia", le decía un jugador del bloque balear a David Ramos, técnico del Valdepeñas, el pasado sábado, según desveló el propio técnico, que ha dirigido al bloque manchego a cotas inimaginables.

"El Inter es muy bueno, por eso está en la final. Todo el mundo les daba por muertos y al final sacan ese gen, esa calidad. A nosotros nos van a exponer muchísimo y vamos a tener que sufrir de lo lindo para quedar campeones. Pero también es verdad que creemos en nuestras posibilidades", aseguró el preparador, que ha hecho realidad algo que "sonaba a utopía" hace un año: jugar dos finales, la de la Copa de España y la de la Liga, este curso.

Las dos, además, en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena de Málaga. La primera la perdió contra el Barça -el Valdepeñas eliminó en semifinales al Inter-; la segunda la tiene ya delante de sí mismo y la competirá con toda la ambición del mundo. "Hay que morir en el intento y dejarnos todo. No vale bajar la guardia", advierte David Ramos.

Es la ocasión más grande de la historia para un equipo que en abril del año pasado se salvó del descenso a Segunda División en la última jornada, que un curso antes había ascendido a la máxima categoría y que ahora compite con cualquiera con una naturalidad, una fortaleza y una voracidad extraordinarias. Ahí está su tercera posición en la Liga, sus victorias contra el Barça, ElPozo y el propio Inter -en la citada Copa de España-, su subcampeonato de Copa...

El impacto del equipo manchego en esta temporada ha sido tremendo. Primero fue la revelación, pero hoy ya es una alternativa insistente a la cima del fútbol sala español, aunque ni tenga el presupuesto, ni los jugadores, ni la capacidad de otros conjuntos mucho más poderosos. Por ejemplo, en el Valdepeñas juega ahora Rafael Rato, que fue baja en el Inter hace un año.

Su fase final por la Liga también ha estado a la altura de todo el recorrido de esta campaña. No ha dejado indiferente a nadie su camino. En cuartos estuvo eliminado durante 39 minutos y 56 segundos de los 40 de juego, pero resurgió cuando nadie lo intuía. A cinco minutos del final caía por 0-4 contra el Osasuna Magna. Nunca desistió. El empate, a cuatro segundos de la conclusión de Cainan, le dio una clasificación agónica a semifinales, donde doblegó al Levante por 5-2 para proponer su asalto a la cima este martes contra el Inter, el campeón de los campeones. Este martes tiene al alcance su decimocuarta Liga.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo 2

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar
Directo La Linterna de la Iglesia

La Linterna de la Iglesia

Con Faustino Catalina

Escuchar