COPE

CULTURA Y OCIO

La Manchuela, entre las aguas del Júcar y el Cabriel

Los íberos fueron los primeros habitantes de estas tierras como demuestran importantes yacimientos que hoy podemos contemplar en diferentes museos nacionales

El centro neurálgico administrativo de la comarca lo situamos en Casas Ibáñez, pero el polo de atracción turístico es Alcalá del Júcar, por su belleza y singularidad

COPEMc BenítezManchuela (Albacete)

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 13:44

Entre los ríos Júcar y Cabriel, se encuentra la comarca de La Manchuela. Situada en el extremo nororiental de la provincia de Albacete y al sureste de Cuenca, que engloba a las localidades albaceteñas de Alcalá del Júcar, Jorquera, Carcelén, Alatoz, Balsa de Ves, Villa de Ves, Madrigueras, Casas Ibáñez y Valdeganga en la parte del Júcar y en la del Cabriel, Villamalea. Entre ambos, en la llanura: Abengibre, Alborea, Casas de Ves, Cenizate, Fuentealbilla, Golosalvo, Madrigueras Motilleja y Mahora.

Huellas de la Historia

Los íberos fueron los primeros habitantes de estas tierras como demuestran importantes yacimientos que hoy podemos contemplar en diferentes museos nacionales (el tesoro de Abengibre, compuesto por varios platos de plata se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional, o el caballo enjaezado de Casas de Juan Núñez en el Museo Arqueológico de Albacete). De su pasado romano aún se encuentran un mayor número de yacimientos no habiendo rincón de toda esta comarca que no posea restos (mosaicos y un puente romano en Tarazona, termas en Fuentealbilla, restos de cerámica y vidrio en Madrigueras, etc.)

De la etapa visigoda apenas si quedan restos , pero con la invasión árabe en el año 711, se llega a uno de sus períodos de máximo esplendor cultural, estableciéndose importantísimos núcleos de población como Alcalá del Júcar, Jorquera, La Roda, o Ves.

Los reyes cristianos reconquistaban estos territorios en el año1177. Durante el siglo XII, y parte del XIII se completó la reconquista bajo el reinado de Alfonso VIII, siendo repoblados todos estos pueblos por vascos, aragoneses y navarros.

En el siglo XIV se crea el Marquesado de Villena (el más antiguo de Castilla) al que pertenecerán todos estos pueblos. Este título permanece en la familia Aragón hasta la muerte del último descendiente, Don Enrique, el Nigromántico; momento en que pasa el título a Don Juan Pacheco que llega a establecer un reino casi independiente para sí y sus descendientes. Será con los Reyes Católicos cuando se inicia la recuperación de estas localidades para la corona, proceso que no acabará hasta el siglo XIX con la desaparición de los Señoríos.

Durante los siglos XVI-XVIII es cuando estos pueblos comienzan a obtener el título de villas y con la independencia lograda se alcanza un auge económico que supone la construcción de la mayoría de los monumentos que hoy podemos ver.

Iniciamos nuestro recorrido en VILLATOYA

Nos detenemos en el extremo noreste de la provincia, dónde encontramos el Balneario de la Concepción- Aguas bicarbonatadas cálcicas, principalmente indicadas para problemas reumatológicos y respiratorios. Fueron declaradas de utilidad pública en 1845 por el médico José Genotes y Tamarit, surgen a 28ºC de los manantiales que proporcionan un caudal de 35 l/seg. Son aguas de mineralización media, ligeramente alcalinas y duras. Son tres los manantiales existentes en el Balneario: Los Baños, La Fuente y Las Cuevas.

En 1786, Fray Benito Marco, un franciscano del convento de Mahora, constató la importancia medicinal de las aguas de Villatoya. 230 años después podemos seguir disfrutando del privilegio de las propiedades de las aguas minero medicinales del Balneario de La Concepción y del enclave natural que es el Valle del Cabriel, declarado reserva de la Biosfera en 2019.

Poco después del testimonio de Fray Benito, concretamente en 1798, el Marqués de Villatoya, título por entonces ostentado por Rafael María Ramírez de Arellano, mandó construir dos balsas, una para cada sexo, para el disfrute termal. Fue el inicio del Balneario de La Concepción,en Villatoya

A partir de ese momento con el paso de los años se fueron realizando diferentes edificaciones en el Balneario, siendo una de las más características el edificio del hotel La Manchuela construido en 1827, y la ermita que data de 1856, y que desde 1958 está dedicada a Nuestra Señora de La Concepción y donde, en la actualidad, se realizan los oficios religiosos en el Balneario.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Tras diferentes avatares, en 1943 el Balneario pasó a ser propiedad del Ayuntamiento de Villatoya y en 1996 la familia Granero, adquirió el 75% de la propiedad y realizó una fuerte inversión y esfuerzo para sacar del abandono las instalaciones.

En Villa de Ves se encuentra el Santuario del Cristo de la Vida, situado en un promontorio sobre las espectaculares vistas del Embalse de El Molinar.

El templo consta de nave única en la que destaca la cabecera y el tramo anterior, que se cubren con hermosas bóvedas góticas tardías. A cada lado del primer tramo se abren capillas cubiertas con cúpulas sobre pechinas del siglo XIII y estilo barroco, albergando una de ellas la imagen del Cristo de la Vida y una trampilla por la que se accede a unas profundas criptas.

En Alborea destaca la Iglesia de la Natividad conocida como la Catedral de La Manchuela, es una curiosa construcción en la que destaca un hermoso camarín en una de las capillas laterales con frescos de simbología mariana.

El centro neurálgico administrativo de la comarca lo situamos en Casas Ibáñez, pero el polo de atracción turístico es Alcalá del Júcar, por su belleza y singularidad. Sus empinadas y sinuosas callejas nos recuerdan los trazados de pueblos árabes. Entre las visitas recomendadas la de el Castillo restaurado en los últimos 20 años por la escuela taller de la localidad, su plaza de toros única en el mundo, y sus cuevas horadadas en la roca sobre la que se encuentra la población surcada por el Júcar. https://alcaladeljucar.net/

Siguiendo aguas arriba, entre Alcalá y Jorquera villas de glorioso pasado, la sencilla localidad de La Recueja y siguiendo el curso fluvial la Rivera de Cubas.

Entre ambos cursos fluviales encontramos a Fuentealbilla, patria chica del internacional jugador de fútbol Andrés Iniesta. Hermoso pueblo surcado por una rambla, cuyas aguas, en épocas de lluvia, fluyen hacia el Júcar.

En esta localidad hay huellas de su pasado romano. Hasta los años 60 del S-XX existía una salina, de la que actualmente no se puede ver mas que su lecho, destaca aunque perjudicada una cisterna romana, y una fuente que fluía hasta un decantador, que encauzaba el agua hasta la cisterna, actualmente desaparecido.

Unos kilómetros al norte encontramos a Villamalea, que nos acerca en la aldea de Los Cárceles, hasta la orilla del Cabriel, el rio mas limpio de Europa, donde habita la nutria y otras especies singulares gracias a sus frías y transparentes aguas.

Alojamiento y Gastronomía

La comarca dispone de mas de un centenar de casas rurales, cerca de una veintena de establecimientos hoteleros, y una amplia oferta hostelera sencilla y original a base de los productos de la tierra: mojete, gazpachos manchegos, el inigualable cordero manchego, paella con serranas( caracol serrano), atascaburras, ajo de matadero, lomo de orza, cangrejos de rio y los hornazos.

La Manchuela posee una rica variedad de vinos, elaborados principalmente con la variedad autóctona Bobal base de exquisitos caldos rosados, blancos y tintos. https://www.manchuela.wine/

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo