CARRETERAS

La mala calidad de los áridos crea problemas a las instituciones

Los Realejos tuvo que reasfaltar tres calles dos días después de terminar las obras

Antonio Herrero Santa Cruz de Tenerife

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 06 feb 2019

Dos días, eso fue lo que duró el asfaltado de tres calles del municipio de Los Realejos, en el norte de Tenerife. En concreto se trata de las vías de Las Arenitas, Palo Blanco y Placeres. Según el alcalde, Manolo Domínguez, la falta de áridos debido al cierre de la mayoría de las canteras, en la actualidad, solo hay dos legalmente operando en la isla, y la imposibilidad por su coste de importar áridos desde la Península ha provocado que el Ayuntamiento realejero haya tenido que volver a asfaltar tres carreteras apenas dos días después de hacerlo por primero.

Por otro lado, ante la falta de áridos, un elemento central para la construcción, la mayoría de las empresas se ha visto obligado a acudir a plantas de reciclaje donde se demuelen restos de obras así como azulejos, con los cuales después se pueden asfaltar las vías, aunque en el caso concreto de este municipio el coste repercutirá de nuevo en las empresas. Este hecho se suma a las denuncias realizadas desde la Asociación Nacional de Empresarios Fabricantes de Áridos, quienes llevan varios años alertando de la situación caótica que se vive en Canarias derivada de esta problemática.

Lo más