COPE

Canarias quiere reducir la demora para operarse a 90 días

Sanidad presenta un plan bianual para reducir un 30 % el número de personas que aguardan por una intervención

Los pacientes oncológicos serán una prioridad

Audio

Las Palmas de Gran Canaria

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 14:17

El consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, Blas Trujillo, y el director del Servicio Canario de la Salud, Conrado Domínguez, presentaron hoy, miércoles 17 de febrero, el Plan Aborda 2021/22 con el que se pretende una reducción de la lista de espera un 30% y demora inferior a 90 días. Este plan cuenta con una ficha financiera de 200 millones de euros y tendrá una duración de dos años para que sea estable y dinámico en la obtención de resultados..

Tanto el consejero de Sanidad como el director del SCS insistieron en la necesidad de implantar un programa con una duración de dos años de intervención rápida en lista de espera que permita avanzar tanto en el diagnóstico como en la actividad quirúrgica y de pruebas complementarias para aminorar las listas de espera y resolver los problemas de salud con mayor agilidad, especialmente en las especialidades que más lista de espera y tiempo de demora acumulan.

Según explicó, “el objetivo es optimizar los recursos para potenciar la actividad tanto la quirúrgica como la de consultas y pruebas diagnósticas con el que se pretende una reducción del 30 por ciento de las listas de espera y que la demora media no supere los 90 días". Si bien, aclaró que la demora de la patología oncológica sigue siendo una prioridad que no debe superar los 30 días de demora.

MEDIDAS QUE SUPONE

Para ejecutar el Plan Aborda, Conrado Domínguez detalló las siguientes medidas para mejorar los recursos, la gestión y la planificación en los próximos dos años:

- Se creará un Distrito Único para pacientes de un mismo Área de Salud o respecto a los de referencia de las islas no capitalinas, de modo que un paciente pueda ser resuelto en cualquier hospital de su isla o en el de referencia si el que le corresponde presenta mayor demora.

- Se pondrán en marcha planes especiales para ampliar la actividad hospitalaria en horario de tarde y/o los fines de semana para las intervenciones quirúrgicas, consultas y pruebas diagnósticas, mediante actividad ordinaria y de programas especiales.

- Priorización selectiva: Se priorizará la actividad de más demora, tanto la quirúrgica como la de consultas y pruebas de modo que se de respuesta a los que más demora presentan mediante los planes especiales y jornada ordinaria. También se estudiará la priorización en función de otros factores de índole socioeconómica atendiendo a los criterios acordados con las asociaciones de pacientes.

- Se potenciará los programas CMA24 para la Cirugía Mayor Ambulatoria, el Plan Demora para las especialidades de mayor complejidad y el Plan Verano para que en los meses estivales no decaiga la actividad por ser meses vacacionales del personal.

- Reorganización de la modalidad de cupo. Para la puesta en marcha de esta planificación, se recurrirá a todos los quirófanos públicos y concertados con los profesionales propios, denominados para tales casos como de Cupo y permitiendo así un mayor rendimiento quirúrgico. Para ello se ampliará la cartera de servicios de esta modalidad.

- Se potenciará la teleconsulta y el desarrollo de consultas de alta resolución como complemento a la actividad presencial.

- Se incrementará la capacidad resolutiva de Atención Primaria y se continuará potenciando la actividad de los especialistas consultores.



Sobre el balance de resultados de la lista de espera del Servicio Canario de la Salud, explicaron que se trata de unos resultados coyunturales condicionados con la situación pandémica que atravesamos desde hace ya un año por la Covid-19. En este sentido, Blas Trujillo anunció que su departamento ha estado trabajando para poner en marcha un plan de actuación que contará con una ficha financiera de 200 millones de euros que tendrá una duración de dos años para que sea estable y dinámico en la obtención de resultados.

Según dijo, la lista de espera quirúrgica ha experimentado una reducción interanual del 5,4 por ciento según los datos registrados a 31 de diciembre de 2020. Por tanto, la comparativa con el mismo período del año anterior refleja una disminución de 1.390 pacientes menos en la lista de espera quirúrgica estructural de los hospitales del SCS.

Blas Trujillo explicó que la mayor reducción se ha ido consolidando en el segundo semestre de 2020, un período en el que la lista de espera quirúrgica descendió en 965 pacientes. El consejero señaló que estos resultados son producto de la actividad asistencial realizada durante el año de pandemia por la COVID-19, en el que se ha intentado mantener la actividad asistencial al ritmo que lo ha ido permitiendo la incidencia de casos COVID en cada momento.

En este sentido, afirmó que los profesionales del SCS han realizado un gran esfuerzo para atender y priorizar a los pacientes en lista de espera, dar respuesta a la demanda y atender los casos urgentes y aquellos que no podían aceptar demora a pesar de la pandemia. En este sentido, y a modo de ejemplo, destacó que la actividad se vio mermada durante 2020, año en el que se realizaron un total de 132.880 intervenciones quirúrgicas, un 16 por ciento menos que en 2019 y más de 3.172.000 consultas, un ítems que se redujo sólo un 0,4 por ciento debido al incremento de la consulta telefónica que fue del 264%.

LISTAS DE ESPERA Y DEMORA MEDIA

Trujillo señaló que en el último semestre se ha realizado un esfuerzo mayor sobre los pacientes que esperaban más de 6 meses por una intervención quirúrgica y que, por tanto, la lista de espera de más de seis meses se redujo un 19 por ciento en este segundo semestre, lo que supone que 1.555 personas vieron su proceso resuelto entre julio y diciembre. Insistió en que era un indicador que durante la primera fase de la pandemia se vio muy perjudicado porque había llegado a incrementarse en 2.000 personas, con lo que en la segunda parte del año se ha logrado equilibrar.

El director del SCS, Conrado Domínguez, explicó que durante 2020 los quirófanos de los hospitales públicos han estado a pleno rendimiento siempre que la incidencia de la COVID-19 lo ha ido permitiendo. En este sentido, destacó que durante este período se ha priorizado no sólo a las patologías oncológicas sino a todas aquellas que no admiten demora con el objetivo de resolver los problemas de salud de la población lo más ágil posible dada la situación pandémica en la que aún nos desenvolvemos actualmente.

Según agregó “uno de los indicadores importantes que muestra el comportamiento del abordaje de la lista de espera quirúrgica durante esta etapa pandémica es el de la demora media, que si se compara elcómputo anual refleja un incremento del 13 por ciento a pesar del esfuerzo realizado en el segundo semestre logrando una reducción del 8 por ciento (13,4 días de media menos de espera). La demoria media para ser operado ha fluctuado en el último año de los 133 días de diciembre de 2019 a los 163,4 de junio de 2020, durante la primera ola de la pandemia, a la situación actual de los 150,5 días.

En este sentido, agregaron que la mediana, que es el dato estadístico que refleja que la mitad de los pacientes pendientes de una intervención quirúrgica esperan ese número de días o menos, se sitúa en 78 días, frente a los 75 de diciembre de 2020. Esto significa que la mitad de los pacientes tardan menos de 78 días en ser operados.

LISTA DE ESPERA DE CONSULTAS Y PRUEBAS

En cuanto a la lista de espera de Consultas, Blas Trujillo informó que se ha producido una disminución interanual de la lista de espera de consultas del 26 por ciento, con 36.729 pacientes menos, al pasar de 141.386 pacientes en espera para una consulta en diciembre de 2019, a los 104.657 registrados en diciembre de 2020. Según dijo, estas cifras deben valorarse en su contexto, ya que debido a la pandemia se ha reducido la actividad de consultas y, por tanto, también la de pruebas diagnósticas.

Cuatro especialidades concentran el 71 por ciento de la lista de espera de consultas: Oftalmología, Traumatología, Dermatología, Rehabilitación y Otorrinolaringología.

En cuanto a la lista de espera de pruebas diagnósticas, con actualmente 21.362 personas en espera de realizarse una prueba, se ha producido una reducción del 14 por ciento respecto a diciembre de 2019.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo