COPE

El médico jesuita Carlos Gómez-Vírseda cuenta su experiencia en Gijón

Ha sido misionero en Chad y ofrece la charla 'Da una vuelta a tus ideas' en la iglesia del Colegio de la Inmaculada

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:33

Carlos Gómez-Virseda Martínez nació en Madrid en 1985. Charli como lo llaman sus amigos y compañeros, entró en la Compañía de Jesús el 14 de septiembre de 2006. Antiguo Alumno del colegio jesuita Nuestra Señora del Recuerdo de Madrid de pequeño coqueteaba con la idea de ser misionero. Recuerda al respecto cómo “hace muchos años una profesora de Educación Plástica me puso como deberes hacer un dibujo con nuestra profesión futura. Dibujé un mapa de África con una cruz. Era mi manera de expresar que quería ser misionero. Probablemente lo hice pensando que esa vocación le gustaría a mí profesora y que eso me subiría la nota. O quizá había algo de auténtico…” Pero, pasaron los años y se convenció que su vocación era la de ser médico, siguiendo la estela familiar de su tío cirujano. Comenzó la carrera con gran ilusión y determinación, sin embargo, cómo él mismo confiesa: “Dios puso todo patas arriba. Dejé la carrera con mucho dolor para finalmente entrar en el noviciado de los jesuitas. Lleno de dudas, sí, pero igualmente convencido e ilusionado”.

Tras el noviciado en San Sebastián (2006-2008), estudió la Filosofía en Salamanca (2008-2010). Durante esos cuatro años avanzó en su formación como jesuita y comprendió “que tenía que abandonar el deseo que creía más arraigado en mí: ser médico. Tenía que ser libre y estar disponible para aquello que la Compañía necesitara. Puedo prometer que el día de mis votos me sentí el hombre más libre del mundo: estaba dispuesto a dejarlo todo, a dejar mi sueño de ser médico y ponerme enteramente a disposición de lo que la Compañía quisiera de mí”. Posteriormente retomó y terminó sus estudios de Medicina en la Universidad Autónoma de Madrid (2010-2013). Esos años ejerció la pastoral en el Colegio Mayor Loyola que la Compañía tiene en esta ciudad.

La Compañía le dio la oportunidad de experimentar sus dos vocaciones unidas, la de misionero y la de médico, durante su Magisterio en N’Djamena (Chad) en el proyecto jesuita “El Buen Samaritano”, que consta de dos hospitales y una red de centros de salud y donde además de ejercer la Medicina, la enseñaba a jóvenes chadianos en la facultad adjunta al hospital. “Al principio sólo me preocupaba curar la enfermedad, luego me fijé en el paciente, pero al final descubrí al hermano. Esto es tremendo, de repente descubrir que son nuestros hermanos, hijos de Dios. No soy un héroe, aunque a veces he podido ser cauce de misericordia. Pero otras veces no. Saber que Dios está ahí trabajando y queriendo mucho antes de que yo llegue, y después de que me vaya... a mí me coloca en mi lugar”, aseguraba Charlie en la presentación del Domund 2015, donde ofreció su testimonio como imagen de la campaña “Misioneros de la misericordia”. En septiembre de 2015 regresa a Madrid para realizar sus estudios de Teología en Comillas. Se ordenó diácono en esta ciudad el 3 de febrero de 2018 . Posteriormente curso estudios de Teología Moral en la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica) especializándose en Bioética. Desde el pasado año forma parte del equipo de Promoción Vocacional de la Compañía de Jesús en España, actualmente está destinado en Valladolid donde colabora como pastoralista en el colegio San José y en el Centro Loyola de la ciudad.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo