Boletín

Fiscal del Caso Niemeyer, "al Patronato de la Fundación solo le importaba salir en prensa"

Concluye la Fiscalía que Natalio Grueso lo controlaba todo y confundía fines públicos y privados

Audio

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 13:44

En sus conclusiones, el Ministerio Fiscal sostiene que Natalio Grueso, ex director general del Centro Cultural Niemeyer, no presentaba justificantes, ni daba explicaciones de las facturas, que en unos casos eran supuestamente falsas y otras estaban alteradas, con el amparo de que el ex presidente del Principado, Vicente Alvarez Areces, lo sabia todo.

El Fiscal concluye además que, el único que tenía poder en la Fundación era Natalio Grueso; lo hacía todo y fijaba todos los sueldos , empezando por el suyo, de 80.000 euros. Natalio Grueso afronta once años de cárcel por irregularidades en la gestión económica.

También ha hecho hincapié en que Judith Pereiro, ex esposa de Grueso,que afronta dos años y medio de cárcel por su presunta complicidad en un delito continuado de malversación, viajó al igual que su suegra por varios paises a costa del Niemeyer. El Fiscal también ha atribuido un papel importante al ex secretario general de la Fundación, José Luis Rebollo, que afronta dos años y tres meses de prisión como presunto cooperador necesario en un delito societario, al sostener que se encargó de encubrir las irregularidades al cuadrar las cuentas, aprovechando que los patronos no tenían ningún interés en la contabilidad.

 Alejandro Cabaleiro, en su exposición,  señala que tenemos un Patronato formado por políticos con un comportamiento desolador,  más preocupados por ver publicado en los medios de comunicación que actores como Brad Pitt acudían al Centro Cultural de Avilés, que en supervisar las cuentas, ya que no controlaban nada porque no les importaba nada.

El juicio entra en su recta final con las conclusiones de las partes y quedará visto para sentencia.

Lo más