Boletín

Avilés deja de producir aluminio tras 70 años

Finaliza el proceso de apagado de las cubas de electrolisis de la planta de San Balandrán, a la espera de un inversor.

Audio

Marcos Martín B.Foto: USO

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 09:57

Llegó el día. Este jueves, 14 de febrero pasará a la historia de la industria de Avilés: terminan los trabajos para apagar las series de electrólisis de la planta de Alcoa en San Balandrán. Lejos queda el año 1948, cuando se creó, en la Villa del Adelantado, ENDASA, Empresa Nacional de Aluminio. En los noventa, evolucionó hacia Inespal y en 1998, pasó a ser privada, tras la compra de Alcoa por 410 millones de dólares.

Ha sido la multinacional estadounidense la que ha decidido poner fin a siete décadas de producción de aluminio primario en Avilés. Hoy termina el proceso de apagado de las cubas de electrolisis de la fábrica de San Balandrán. Un proceso que ha durado tres días y que forma parte del acuerdo al que han llegado empresa, trabajadores y administraciones: mantener la planta al mínimo rendimiento para reactivarla cuando llegue un compradores.

El Principado se ha comprometido a buscar inversores que lleguen antes de julio, cuando termina la prórroga que ha concedido la empresa antes de aplicar el ERE que manda a sus casas a 300 trabajadores. El Gobierno de España, por su parte, quiere sacar adelante el Estatuto de la Industria Electrointensiva antes de las próximas elecciones. El Ejecutivo se compromete a tenerlo listo antes de un mes y a aprobar el mayor número de medidas posibles antes del fin de la legislatura.

"Un día muy triste", dicen los trabajadores

Los trabajadores de Alcoa, por su parte, están pasando "una semana complicada". El presidente del Comité de Empresa de San Balandrán, José Manuel de la Uz, reconoce que "hasta ahora, todos eran anuncios, pero ahora se está parando la fábrica fehacientemente". Aún así, la plantilla sigue defendiendo que la planta tiene futuro: "Tenemos que levantarnos y seguir luchando", ha explicado De la Uz.