Boletín

Un año sin Javier Ardines

A la espera de cerrar el proceso judicial, hay tres detenidos, un cuarto implicado se encuentra en una cárcel suiza

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 11:33

Javier Ardines salía de su casa a las seis de la mañana en Belmonte de Pría para dirigirse al muelle de LLanes donde tenía amarrada su lancha. Los asesinos colocaron unas vallas en mitad del camino para obligarle a salir del coche. Fué entonces cuando le atacaron rociándole con gas pimienta, Ardines trató de escapar, pero le hicieron caer propinándole varios golpes con un bate de béisbol, para posteriormente estrangularlo.

Dos horas más tarde, un vecino encuentra el cuerpo del concejal de IU y da la voz de alarma. Comienza entonces una larga y compleja investigación en la que en un principio se barajó el móvil sentimental y el político, finalmente éste quedó descartado. Las hipótesis llevaron a la Guardia Civil hasta Pedro Nieva, casado con una prima de la mujer de Javier Ardines, con quien la víctima mantenia una relación sentimental. A los investigadores les encajaba el perfil de Nieva porque tenía varios antecedentes, alguno de ellos también por motivos sentimentales. Pedro Nieva contactó con Jesús Muguruza, un intermediario que tenía relación con el mundo de la delincuencia. Muguruza reclutó a dos argelinos; Djilali Benatia y Mamar Kelii, autores materiales del asesinato. Ambos cobraron 25.000 euros por el "trabajo", mientras que Muguruza percibió 10.000 euros. 

Seis meses más tarde, el 19 de febrero de 2.019, la Guardia Civil anuncia el esclarecimiento del crimen con la detención de tres personas; Pedro Nieva, como inductor del crimen, Jesús Muguruza, el intermediario y Djilali Benatia, uno de los argelinos. El otro argelino, Maamar Kelii, huía a Suiza el pasado mes de enero, donde cometió otro delito, que le mantiene en prisión. Las autoridades suizas deniegan su extradicción temporal por esta circunstancia, por lo que hasta octubre o noviembre no se podrá abordar la instrucción del caso. Un año después, la familia de Ardines sigue esperando a que se cierre el proceso judicial.

Lo más