COPE

Javier Sanromán: “La fuerza del Ebro es como ir contra una marea humana”

El técnico de la Confederación Hidrográfica del Ebro nos explica qué zonas no son recomendables para el baño

ctv-t7d-ebro rescate-karim ayto

Imagen de archivo de las labores de búsqueda de KarimAYUNTAMIENTO DE ZARAGOZA

PILAR LÓPEZ ISLAZARAGOZA

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15 may 2021

La muerte del joven Karim en el Ebro, cuyo cuerpo apareció el miércoles a la altura de La Alfranca, nos obliga a recordar que el Ebro es un río peligroso, con mucho caudal, fuerza y velocidad. No sólo es importante nadar bien a la hora de meterse en un río u otra una zona de baño natural, tambien hay que respetar las recomendaciones que, en algunos casos, lo desaconsejan. En Cope hemos hablado con la Confederación Hidrográfica del Ebro para que nos expliquen los diferentes casos que podemos encontrar.

El primero que nos ocupa, es el río Ebro. Hay que recordar que el río es un medio natural, cambiante y, por lo tanto, difícil de controlar. Donde un día se hace pie, al otro día no. Hay ramas y restos de las crecidas, corrientes, remolinos... Y es un río con muchafuerza. “Es como cuando intentas ir contra una marea humana que te va llevando y arrastrando”, ha explicado el comisario adjunto de la CHE, Javier Sanromán.

La velocidad es otro factor a tener en cuenta. “La velocidad es la misma que la de una persona que va caminando por la orilla, pero hay sitios donde se concentra la corriente y es todavía mayor. Incluso alguien que sabe nadar muy bien, cuando cruza una corriente de este tipo acaba en la otra orilla mucho más abajo porque la velocidad se le va llevando”, ha explicado.

Y también está la baja temperatura del agua. El pasado sábado, cuando desapareció Karim, el agua estaría a 18 ó 19 grados a pesar del calor. El baño, según la legislación, es de uso común. Cualquiera puede bañarse en cualquier sitio. Pero está claro que la peligrosidad hay que advertirla. ¿De qué casos estamos hablando? Por ejemplo, las presas. Sanromán ha explicado que “cerca de los aliviaderos y turbinas suele haber carteles avisando de que está prohibido el baño. También debajo de algunos saltos hidroeléctricos hay carteles porque hay variaciones bruscas de caudal”.

Los espacios naturales protegidos tienen su propia regulación y está prohibido el baño. Por ejemplo, el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido o la laguna de Gallocanta. Tampoco se permite el baño en las balsas de riego y canales. ¿Qué pasa en pozas y cascadas? Por lo general no hay advertencias y aquí es donde entra en juego el sentido común. “Un día puede cubrir 4 metros y otro día, 1,5 metros. Las pozas se rellenan de grava y en las riadas se vuelven a vaciar. Los equipos de rescate casi auxilian a tanta gente en cañones como en alta montañana”, ha indicado.

Sí que podemos encontrar zonas de baño declaradas como tal que son más seguras. Según nos ha explicado Sanroman “son aquellas en las que la administración -en este caso la Comunidad Autónoma- ejerce una labor de vigilancia y garantiza que son lugares bien acondicionados, con servicios y buena calidad del agua”. Por ejemplo el salto de Bierge o el pozo del Pígalo. También tenemos la opción de las playas, como las del Ebro, competencia en este caso de una administración local que las acondicionada para el baño. Pero, sin lugar a dudas, la mejor zona para refrescarse y darse un chapuzón son las piscinias, que cuenta con sistemas de seguridad y vigilancia.

Síguenos también en Twitter y Facebook

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Noche de Adolfo Arjona

Con Adolfo Arjona

Reproducir
Directo La Noche de Adolfo Arjona

La Noche de Adolfo Arjona

Con Adolfo Arjona

Escuchar