COPE

El Casademont Zaragoza dio la cara en Gran Canaria, pero acabó derrotado ante Herbalife (84-76)

El conjunto aragonés, que esta vez defendió mejor que atacó, acusó al final el cansancio en su tercer partido en cinco días

ctv-iml-foto-web-gran-canaria---casademont-ok

El Casademont Zaragoza acusó el cansancio tras una semana intensa y perdió en Gran Canaria.CB GRAN CANARIA

JESÚS ZAMORAZARAGOZA / LAS PALMAS

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 02:17

El Casademont Zaragoza, aunque dio la cara, no pudo culminar una brillante semana y perdió en la noche de este sábado (84-76) en su visita a la cancha del Herbalife Gran Canaria. Tras los dos importantes triunfos en la Basketball Champions League, el martes ante el Sassari y el jueves ante el Nymburk, que sirvieron para lograr la clasificación para la Final a Ocho, tocaba cambiar de nuevo el chip sin apenas tiempo que perder, tratando de apurar las escasas opciones de playoff en la liga ACB, pero no pudo ser.

Esta vez fue Porfi Fisac, viejo conocido, el que se llevó el gato al agua y su Herbalife Gran Canaria, tras su horrible comienzo de temporada, ahora continúa escalando posiciones en busca de los play-off por el título de la Liga Endesa. Y ello tras superar este sábado a un correoso Casademont Zaragoza en un duelo directo entre aspirantes a la segunda fase que se inclinó finalmente a favor de los amarillos.

Fue una derrota decorosa por parte de los aragoneses, que en esta ocasión perdieron de otra manera. Lejos de lo habitual, el equipo de Sergio Hernández defendió bien esta vez y, sin embargo, fue en la faceta atacante en la que no tuvo ni la efectividad ni la fluidez necesarias para haber logrado el triunfo. A ello se sumaba en el tramo final del partido el lógico cansancio de los jugadores del Casademont al tratarse del tercer partido que disputaban en cinco días.

A pesar de los 18 puntos y 10 rebotes del escolta canadiense Dylan Ennis (23 de valoración), el equipo dirigido por Porfirio Fisac exhibió un excelente juego de bloque que permitió a hasta cinco jugadores superar la decena de puntos, propiciando así un nuevo triunfo del equipo insular, que en los últimos dos meses ha sumado 5 victorias en 6 encuentros de Liga Endesa.

Los aragoneses, con Ennis y Harris como protagonistas, tomaron ventaja en los primeros compases (2-7) ante un conjunto local que tardó en carburar, hasta que Albicy puso el 10-9 en el electrónico en pleno ecuador del primer cuarto.

A partir de ahí, Shurna y Slaughter asumieron los galones en vanguardia (14-9) mientras Nico Brussino, ex de Herbalife, minimizaba la hemorragia con su tiro exterior (15-14), cerrándose el periodo inicial con una ventaja mínima de los isleños de 19-16.

En el segundo asalto, el argentino siguió engordando sus estadísticas desde el perímetro -13 puntos con 3/3 en triples antes del descanso-, aunque por las filas amarillas Okoye y Slaughter se animaron también al intercambio de golpes (29-28).

Los locales coqueteaban con ventajas de seis puntos, pero el Casademont se resarcía con otro exjugador del Gran Canaria, en este caso el americano Jacob Wiley, que apuraba su velocidad para superar los centímetros del polaco Olek Balcerowski -8 puntos en el segundo cuarto- y tomar por primera vez ventaja para los maños tras varios minutos a remolque del rival (37-38).

En la reanudación, Okoye con un mate y Costello con un triple, intercambiaron roles para un parcial de 10-4 de salida que ponía al equipo isleño con ventaja de siete (51-44). Hlinason y Harris no estaban dispuestos a recular ante los locales, pero Stevic y de nuevo Okoye estiraban la diferencia hasta la decena (60-50) a 3:30 para finalizar el tercer periodo.

No obstante, los pupilos del exseleccionador argentino, Sergio Hernández, sacaron fuerzas de flaqueza para cauterizar la herida, sacando rédito de la movilidad de Ennis y Barreiro para poner un esperanzador 62-59 en el marcador.

En el último cuarto, el acierto de los dos equipos se resintió tanto ante la zona como en el perímetro, aunque la efervescencia de Kilpatrick permitió romper la tónica a favor de los insulares con un 11-5 de repunte a falta de cinco minutos para la conclusión (73-64). De nuevo Ennis y Sulaimon daban vida al Casademont en un último órdago (77-74) que terminó diluyéndose tras un triple y cuatro tiros libres del base Albicy para acabar de ratificar la victoria local (84-76).

Herbalife Gran Canaria 84 (19+22+21+22): Albicy (12), Costello (11), Dimsa (3), Beirán (4) y Balcerowski (8) -quinteto inicial-; Okoye (13), Shurna (11), Slaughter (6), Kilpatrick (10), Diop (4) y Stevic (2).

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Casademont Zaragoza 76 (16+24+19+17): Saulaimon (6), Harris (14), Brussino (15), Ennis (18) y Hlinason (4) -quinteto inicial-; Barreiro (4), Benzing (5), San Miguel (1), Wiley (9) y García (-).

Árbitros: Antonio Conde, Rubén Sánchez y Andrés Fernández. Sin eliminados.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la vigésimo novena jornada de la Liga Endesa disputado en el Gran Canaria Arena.

A la conclusión del partido, el entrenador del Casademont Zaragoza, Sergio Hernández, aludía al desorden ofensivo y la ansiedad como principales razones de la derrota frente a Herbalife Gran Canaria, en un duelo en el que asegura que ese nerviosismo pasó factura a su equipo: “Estuvimos descontrolados ofensivamente por momentos y eso les permitió a ellos encontrar cosas ofensivas que con su plan de juego inicial no habrían podido. Jugaron mucho de nuestros errores y eso está bien, capitalizar los errores del rival es importante y ellos lo han hecho. Muchos han sido por ansiedad. Somos un equipo que la ansiedad nos traiciona. Estamos 4 abajo y nos parece que estamos 18 abajo. Empezamos a forzar situaciones, a pasarnos poco el balón, a jugar con poca claridad. Ellos lo notaron, sintieron que tenían la situación dominada a pesar de que el marcador decía otra cosa”, señalaba.

El técnico argentino añadía que “era un partido muy parejo incluso cuando nos ponemos a 3 puntos que nos contestan con un triple. Hemos ido a doblar a un jugador que nos había hecho dos canastas. Ese exceso de energía y ansiedad, que muchas veces nos nubla la mente, nos hizo daño. Por un lado está bien, mejor pasarse de actitud que no tenerla, pero ese exceso nos hace tener momentos de poco basket. Y a este nivel solo hay una manera de ganar: jugando bien al basket. Después el partido fue tomando diferentes caminos, tuvimos algunos problemas con el rebote defensivo que ya nos viene pasando. También algunas salidas de fondo que nos pillaron despistados y algunas suspensiones de buenas defensas nuestras, que disimularon algunos malos momentos suyos. Fue un partido parejo en el que estuvimos demasiado nerviosos como para intentar ganarlo”.

Por su parte, Dylan Ennis, destacaba la reacción del equipo para luchar por el partido, aunque el esfuerzo fuera finalmente insuficiente: “Ellos jugaron duro. Sabíamos que están en un buen momento, pero ha sido un partido ganable para nosotros. Si hubiéramos jugado nuestro baloncesto, hemos sido un equipo, mantenido una buena actitud. Incluso yendo por debajo en el marcador, hemos peleado por volver. Eso es positivo. Hay que ver qué hemos hecho mal y volver a hacer lo que hacemos mejor”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar