COPE

El Casademont se complica la vida al perder en Fuenlabrada dilapidando otra vez una amplia ventaja (82-81)

El conjunto del 'Oveja' Hernández sigue mostrando las mismas carencias que tenía con Ocampo y acabó cayendo derrotado en un partido que ganaba por 17 puntos

FUENLABRADA

El Casademont de Sergio Hernández continúa teniendo los mismos errores que el de Ocampo y volvió a desperdiciar una amplia ventaja en FuenlabradaACB

JESÚS ZAMORAZARAGOZA / FUENLABRADA

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 23:18

A entrenador nuevo, problemas viejos. Al conjunto del “Oveja” Hernández le siguen ocurriendo las mismas cosas que al de Ocampo. Este sábado, en Fuenlabrada, como ya sucediera en Valencia de manera muy similar, el conjunto aragonés volvió a dilapidar una diferencia considerable. Después de una máxima diferencia en contra de 17 puntos, los locales, con una canasta de Eyenga (que acabó con 23 de valoración) a dos segundos del final completaron la remontada y acabaron dando la victoria al Urbas Fuenlabrada frente a Casademont Zaragoza (82-81).

La reacción en el último cuarto del Urbas Fuenlabrada, que pasó en ese último período de perder por 14 puntos a igualar el marcador a falta de minuto y medio y ganó con una canasta espectacular del congoleño Christian Eyenga (22 puntos), anuló a un Casademont Zaragoza que dominó en la práctica totalidad del partido, pero volvió a flaquear al final. Y al igual que en el anterior encuentro de liga, en casa ante Manresa, acabó perdiendo por un punto sobre la bocina. El mismo triste y cruel final en los dos partidos de ACB que lleva dirigidos Sergio el “Oveja” Hernández.

Eyenga, secundado con un gran último cuarto del nigeriano Obi Emegano (19 puntos) recuperaron a un Urbas Fuenlabrada que parecía entregado desde el segundo parcial ante un conjunto maño, dirigido por el argentino Sergio 'Oveja' Hernández, que llegó a verse ganando por 17 puntos, pero se cayó en el último cuarto física y anímicamente.

Los de Javier Juárez sumaron su cuarta victoria de esta temporada y mantienen su buena racha -solo doblaron la rodilla ante el líder, el Real Madrid- aún sin haber podido contar con uno de sus puntales ofensivos, un Marc García que fue baja de última hora por un edema muscular en la pierna derecha, además de los lesionados ya conocidos: Siim-Sander Vene, Osas Ehigiator y Njegos Sikiras.

Empezó como un tiro el Casademont Zaragoza, con un 2-6 inicial gracias al estadounidense Dylan Ennis que se fue solo a canasta tras el saque, sacó falta en la siguiente jugada tras robo y acertó después con un triple. El pívot jamaicano Shevon Thompson sujetó a un Urbas Fuenlabrada que se le fueron viendo las costuras (8 pérdidas), mientras Casademont Zaragoza crecía, con un parcial 1-11 en los últimos cuatro minutos (16-21).

Los del 'Oveja' Hernández siguieron defendiendo y saliendo en transición para ponerse doce puntos arriba con cinco seguidos de DJ Seeley (16-28, min. 13). Juárez pidió tiempo muerto y Eyenga con un mate rompió una racha local de 7 minutos sin anotar, pero el Casademont Zaragoza no solo defendía, sino encontraba triples y buenas circulaciones para abrir hueco (27-40, min. 13) con un Seeley que sumó 16 tantos solo en el segundo cuarto y un 33-48 al descanso.

Eyenga salió dispuesto a dar caza a su rival, con triple y canasta encadenadas, pero no tardó el Casademont Zaragoza en dar respuesta con triple de San Miguel y canasta del estadounidense Jason Thompson -no confundir con el pívot jamaicano del 'Fuenla'- para mantener el colchón (41-57, min. 24). Los puntos fluían, y entre Thompson y Seeley se bastaban para custodiar la ventaja (56-70).

El Urbas Fuenlabrada no se iba a dar por vencido, y con seis puntos seguidos de un acertado Obi Emegano llegó a ponerse a ocho (62-70, min. 32), respondieron desde el triple el esloveno Luka Rupnik, exfuenlabreño de vuelta a casa, y San Miguel, pero un nuevo arreón local liderado por Emegano y Eyenga llevó a un parcial local espectacular de 12-0, que igualó el duelo (78-78) a 1:35 del final.

El alemán Robin Benzing dio un respiro a los visitantes con un triple, pero un mate de Stevic, un rebote bien luchado y ganado por Trimble, y una canasta entrando hasta la cocina de Eyenga dieron la victoria al Urbas Fuenlabrada (82-81), la cuarta para los locales y negando la primera al Zaragoza del 'Oveja' Hernández.

Urbas Fuenlabrada 82 (16+17+): Trimble (12), Kloof (2), Meindl (4), Eyenga (22), Thompson (7) -quinteto inicial-, Urtasun (7), González, Samar (1), Emegano (19) y Stevic (8).

Casademont Zaragaoza 81 (21+27+): San Miguel (6), Ennis (9), Brussino (3), Benzing (8), Thompson (10) -quinteto inicial-, Seeley (22), Rupnik (9), Barreiro (6), Hlinason (8) y García.

Árbitros: Alberto Baena, Luis Miguel Castillo y Antonio Conde. Eliminado por cinco faltas personales el visitante Nico Brussino (min. 31).

Incidencias: partido de la undécima jornada de la Liga Endesa disputado en el Pabellón Fernando Martín de Fuenlabrada (Madrid), sin espectadores por las medidas sanitarias contra la pandemia de la COVID-19.

Antes del inicio del encuentro, los jugadores de ambos equipos presentaron una pancarta contra la violencia de género, con el lema 'El deporte en Fuenlabrada dice no a la violencia machista' en apoyo a una campaña institucional del Ayuntamiento de Fuenlabrada.

El técnico argentino de Casademont Zaragoza, Sergio Hernández, diferenció dos partes y achacó a la parte final el haber intentado conservar la renta consechada tras tener dominado el encuentro, como causa final de la derrota in extremis del equipo en la cancha del Urbas Fuenlabrada: “Hemos visto dos partidos diferentes: el primer tiempo y parte del tercer cuarto, absolutamente favorable a Casademont Zaragoza, intentado hacer cosas que estamos haciendo con los bloque directos, los sacamos del circuito ofensivo y les anulamos bien y algunas armas más que ellos tienen; dominamos, les pusimos nerviosos y les sacaos de su juego natural”.

Respecto al nefasto último cuarto, según el “Oveja”: Un último cuarto, además de una escasa actitud, todo el mundo va a hablar de ese tema, pero la actitud tiene que ver siempre con el juego. Creo que gran parte de último cuarto jugamos con la mentalidad de conservar los 10 o 12 puntos que llevábamos de renta y hay que jugar a lo que te dio esa renta, no jugar con esa renta. Jugamos con el marcador y, obviamente un equipo como Fuenlabrada, que no ya tenía nada que perder porque el partido se les estaba yendo, con una energía diferente, mucho más valiente y con esa vergüenza deportiva, se nos lleva el partido. Es doloroso y no le quito merito pero nosotros hicimos el gasto. Hoy el partido se jugó como quisimos nosotros pero al final ganó Fuenlabrada por ese pésimo cuarto que tuvimos”

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo