COPE

El AEK, imparable, deja sin final de la BCL al Casademont Zaragoza (99-75)

El conjunto aragonés, que perdió por lesión a Sulaimon, se mostró impotente ante la superioridad de los griegos y jugará el domingo (16 horas) por el tercer puesto ante el Dijon

ENNIS

Dylan Ennis en acción en el partido ante AEK AtenasBASKETBALL CHAMPIONS LEAGUE

JESÚS ZAMORAZARAGOZA / ATENAS

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 03:56

El Casademont Zaragoza vio frustrado este viernes su sueño de alcanzar la final de la Basketball Champions League, tras un partido ante el AEK en el que no tuvo opción (99-75). Los aragoneses, que perdieron por lesión a Rasheed Sulaimon y al descanso ya llevaban una desventaja de 21 puntos, cayeron ante un enchufado anfitrión y competirán el domingo a las 16.00 horas por el tercer puesto frente al JDA Dijon. La final la jugarán los griegos frente al San Pablo Burgos.

Pese a que los aragoneses tuvieron tres opciones para abrir el marcador y provocaron rápido dos faltas de Jankovic, Chrysikopoulos encontraba acierto desde el triple para, con dos canastas desde más allá del arco, liderar un 10-0 de parcial. Tras el tiempo de Ocampo, Brussino salía al rescate con seis puntos consecutivos y Benzing obligaba ahora al tiempo heleno (12-8, min. 4). El AEK reaccionó y con demasiado celo en las ayudas sobre Langfrod, dos triples consecutivos volvieron a abrir una brecha que Casademont Zaragoza no pudo limar y los anfitriones estiraron hasta los catorce.

El segundo acto comenzó con los aragoneses deseosos por recortar diferencias y esa precipitación la aprovechó un infalible Lojeski para seguir haciendo caja desde el triple (32-15, min. 11). Los de Diego Ocampo lo seguían intentando, pero los desajustes defensivos permitían una nueva máxima para los anfitriones (38-19, min. 13), que seguían apretando a San Miguel ante la ausencia de Sulaimon por un duro golpe. Con la alternativa para García, Seeley asumía responsabilidades con 13 puntos, pero zona tampoco surtía efecto ante un cuadro heleno que castigaba una y otra vez de tres en tres.

Con la máxima desventaja, Brussino abría la segunda mitad con un 2+1 pero el principal problema seguía atrás. Benzing no podía contener a Moreira y Rice controlaba el ritmo del encuentro para mantener a los suyos con una cómoda renta (61-39, min. 23). Un 3 contra 1 fallado era buen reflejo del partido y, para más inri, Casademont Zaragoza incurría en el bonus con más de medio cuarto por jugar, permitiendo al AEK navegar con rumbo firme. Los maños tuvieron un breve momento de lucidez con tres triples seguidos, dos de Javi García, pero los griegos contestaban cada golpe sin inquietarse.

El último cuarto fue un trámite. Con el cuchillo entre los dientes, los atenienses seguían percutiendo y Ocampo paraba el choque en busca de no dejarse llevar y acabar con las mejores sensaciones posibles (87-57, min. 32). Sin embargo, AEK no perdonaba nada pese al amplio margen y la labor rojilla no lograba la deseada recuperación, mientras el choque avanzaba inexorablemente a un doloroso final, con la nota positiva del debut de Jaime Fernández, del que Casademont Zaragoza tratará de recuperarse el domingo luchando por el tercer puesto, en su primera experiencia en la competición.


AEK B.C. 99: Gkikas (3), Rogkavopoulos (10), Jankovic (6), Chrysikopoulos (10), Moreira (10) -cinco inicial- Rice (18), Langford (18), Maciulis (6), Zisis (2), Lojeski (11), Atkins (-), Slaughter (5).
Casademont Zaragoza 75: San Miguel (-), Seeley (18), Brussino (15), Benzing (6), Thompson (2) -cinco inicial- Sulaimon (-), Barreiro (4), Fernández (-), Ennis (13), Hlinason (11), García (6).

Parciales: 26-15/27-17/30-25/16-18
Árbitros: Glisic (SRB), Lanzarini (ITA), Kozlovskis (LET). Eliminaron a Thompson por faltas personales.
Incidencias: segundo partido de semifinales de la Basketball Champions League, disputado en el OAKA Olympic Indoor Hall de Atenas.


Tras el encuentro, el entrenador de Casademont Zaragoza, Diego Ocampo, que espera ahora los resultados de las pruebas médicas de Rasheed Sulaimon, comentaba que “la clave ha sido el nivel físico. La primera jugada del partido tiramos tres veces, fallamos, reboteamos y volvimos a fallar. Durante esta jugada, ellos jugaron duro y no estamos capacitados para jugar a ese nivel de intensidad, ofensiva y defensivamente, ni de adaptarnos a cómo los árbitros estaban pitando. Y, en segundo lugar, fallamos algunos tiros, tiros liberados, algunas entradas cerca de la canasta. Canastas que normalmente mentemos. Nuestra moral se fue viniendo a menos poco a poco, con los 10 puntos abajo, los 20, fallando entradas… Rice y Langford han dominado el juego de uno contra uno y bloqueo y continuación, cosa que queríamos evitar. Tenemos que reflexionar, hacer un buen trabajo limpiando la cabeza y ser muy competitivos el domingo, porque no es lo mismo ser tercero que cuarto”.

Por su parte, el base zaragozano Rodrgo San Miguel explicaba que “ha sido un partido en el que no hemos estado desde el principio. Han llevado la iniciativa desde el minuto 1, el parcial en los primeros dos minutos ha sido de 10-0. Hemos ido a remolque desde el principio. Han puesto un listón defensivo alto, nosotros pocas veces lo hemos igualado durante el partido y nos ha costado mucho. Tengo la sensación de impotencia, porque nos estábamos jugando mucho. Era una semifinal de Europa y el no poder competir es frustrante. El domingo tenemos un partido muy importante, jugamos el tercer puesto, y vamos a limpiar la mente para poder estar a tope”.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar