2-2: Empuje final casi milagroso

El Sevilla salva un punto ante el Éibar, que fue mucho mejor pero se desconectó en los minutos finales. El empate no tapa la mala imagen de los sevillistas

sevilla 10 2

V. Fernández

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 22:07

Un golpe final, un arreón de última hora, una reacción ganadora habitual ya en el Sánchez Pizjuán permitió al Sevilla rescatar un punto casi de la nada. El Éibar puso todo para ganar: empuje, presión, ganas, velocidad, fútbol y dos goles que lo mantuvo firme en el partido salvo en el tramo final. Pero el equipo de Mendilíbar se olvidó durante unos minutos que el Sánchez Pizjuán posee un poder especial que genera trampas al rival en cuanto se descuida.

Cinco minutos antes de finalizar el encuentro, el árbitro detuvo el partido durante un rato que se hizo eterno. Quiso tomarse el tiempo suficiente para que el VAR revisase el tercer gol del Éibar. Acabó anulándolo por fuera de juega. En ese par de minutos, el Éibar se desconectó y apareció el Sevilla para voltear la situación. Fue un empuje final casi milagroso. Primero marcó Ben Yedder. Luego, en el tiempo de descuento, empataba Sarabia, que fue decisivo pese a estar toda la tarde escuchando pitos de los aficionados, y el canterano Bryan tuvo incluso hasta una opción para marcar el gol ganador. El fútbol, a veces, plantea cuestiones inexplicables como las de hoy. El Sevilla salvó un punto, pero dejó demasiadas dudas por el camino. La Lazio espera a la vuelta de la esquina…

FICHA TÉCNICA                    

Sevilla FC (2): Vaclík, Promes, Dani Carriço (Bryan Gil, minuto 73), Kjaer, Wöber, Escudero (Jesús Navas, minuto 61), Sarabia, Banega, Roque Mesa (‘Mudo’ Vázquez, minuto 63), Ben Yedder y André Silva.

SD Eibar (2): Riesgo, Rubén Peña, Ramis (Paulo, minuto 57), Arbilla, Cote, Orellana, Joan Jordán, Pape Diop, Cucurella, Sergi Enrich  (Escalante, minuto 72) y Charles (Kike García, minuto 82).

Goles: 0-1, minuto 21: Orellana. 0-2, minuto 63: Charles. 1-2, minuto 86: Ben Yedder. 2-2, minuto 92: Sarabia.

ÁRBITRO: Iglesias Villanueva, gallego. Expulsó por doble amarilla a Banega. Amonestó durante la contienda a Escudero, Joan Jordán, Ben Yedder y Jesús Navas.

Lo más