MASCOTAS

¿Pueden los perros oler el miedo? Realidad o mito

Descubrimos si el mito sobre los perros y el miedo es verdadero o falso 

Audio

 

Emilio Guerrero

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:10

Los perros huelen el miedo ¿cuántas veces hemos oído esta afirmación? Seguro que muchas veces y de hecho si somos personas que nos asustan los perros tendemos a evitarlos y cuando nos cruzamos con ellos nos ponemos nerviosos y pensamos que nos huelen el miedo y que por eso nos pueden atacar. Sin embargo, esto no es así, los perros no huelen el miedo, todo lo contrario somos las personas las que les transmitimos el miedo a ellos: "Es ficción que los perros huelan el miedo, el dicho no es cierto. No hay ningún estudio que avale eso. Sí es verdad que tienen la capacidad de oler los cambios en nuestro cuerpo cuando nosotros tenemos miedo en el sentido de que tenemos ciertos lenguajes corporales y ciertas posturas faciales, porque sudamos, tenemos cambios a nivel hormonal y sube la adrenalina que podría hacernos evitar el peligro , pero realmente no pueden leer el miedo literalmente" explica Adrián Navarro, adiestrador de perro profesional. 

 

 


 

 


 

Una vez entendido que los perros no tienen la capacidad de oler el miedo ¿qué podemos hacer para no inquietarles a través de nuestro miedo? La recomendación principal es no mirarlo nunca fijamente a los ojos porque eso les puede producir angustia "lo ideal es mirarlos a la punta de la cola y así evitamos entrar en contacto visual con ellos,"  relata Navarro.  Aunque la presencia de un perro nos genere miedo o tengamos la impresión de que nos pueda atacar lo recomendable es no mostrarse nerviso "lo que se suele hacer cuando tenemos miedo es levantar los brazos, salir corriendo y lo que hay que hacer es todo lo contrario, es estarse quieto, tener los brazos pegados al cuerpo e intentar relajarse y buscar un pensamiento positivo y controlar la respiración. El perro si nos ve tranquilo, lo normal es que nos huela y siga su camino".

Así que ya sabes,cuando te cruces con un perro y sientas miedo, debes saber que tus propios nervios y no la presencia del perro, es tu principal enemigo.

Lo más