“Los mineros sabíamos que era importante encontrar a Julen aunque no estuviera vivo"

Un año después del caso Julen, los mineros de Asturias hablan en ‘La Noche de Adolfo Arjona’

Audio

“Aun sabiendo que a lo mejor no estaría vivo, los mineros sabíamos de la importancia de encontrar a Julen”

MÓNICA GARCÍAMÁLAGA

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 13:49

Sin pretenderlo ninguno, pero la historia de Julen tiene muchos actores protagonistas. Es el caso de cuatro hombres llegados a Totalán desde Asturias. Eran brigadistas mineros del Grupo Hunosa, una organización empresarial de titularidad pública del sector energético-minero. Hace un año acudían a una llamada de socorro: la montaña se había tragado a un pequeño de dos años y medio.

‘La ministra de Defensa se puso en contacto con el presidente de mi empresa (Hunosa) para explicar el caso y pedirle si podíamos ir a Málaga y ver qué se estaba haciendo para recuperar al accidentado. En ningún momento supimos muy bien para qué se nos requería, pero nos pusimos a total disposición de la ministra’ explica en ‘La Noche de Adolfo Arjona’ el jefe de la Brigada de Salvamento Minero, Antonio Ortega.

 BAJAR AL CENTRO DE LA TIERRA

Los cuatro mineros de Asturias tenían la misión de excavar el túnel horizontal que llevaría hasta donde se encontraba Julen, a una profundidad superior a los setenta metros. “Como ingeniero técnico, traté de diseñar previamente la obra que íbamos a realizar, saber el tipo de roca que nos íbamos a encontrar en el interior de la montaña e intentar fijar, de la mejor manera posible, la dirección del túnel para acceder al punto donde creíamos que estaba Julen” relata Antonio Ortega en ‘La Noche de Adolfo Arjona’.

El pozo tenía 102 metros y el punto donde encontramos el tapón de roca era a una profundidad de 72 metros. Hubo que montar medios de ventilación y medios de comunicación por seguridad de los agentes de la Guardia Civil y de los mineros, que serían los que actuarían en la última fase del rescate.

‘Había dos cosas importantes: llegar al punto exacto donde estuviera el pequeño y no descartar la posibilidad de encontrarlo con vida. Aun sabiendo que a lo mejor no estaría vivo el niño, sabíamos de la importancia de encontrar el cuerpo y poder entregárselo a su familia para que pudiera despedirse y enterrarlo’, afirma el jefe de la Brigada de Salvamento Minero, Antonio Ortega.

Escucha la entrevista completa de este minero en ‘La Noche de Adolfo Arjona’. 

Lo más