MASCOTA

¿Cómo debes llevar a tu perro en el coche?

De no cumplir la ley te arriesgas a multas de 80 euros. Además, generarás ansiedad en el animal

Audio

¿Cómo debes llevar a tu perro en el coche?

Mónica GarcíaMÁLAGA

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 02:45

‘Todos cometemos errores al llevar a nuestro perro en el coche. Se puede marear, se puede poner nervioso o puede pasar miedo’, asegura el adiestrador de perros y fundador de la empresa ‘Lopecan’, Adrián Navarro, en el programa ‘Herrera en COPE MÁS Málaga’ que puedes escuchar en los diales 97.1 FM, 882 AM y cope.es/malaga.

QUÉ DICE LA LEY

Según la ley de Tráfico, ‘el perro no puede acceder a la parte delantera, donde está el conductor. Así que podríamos resumir que tienes tres opciones: llevarlo en un transportín, atado con un arnés en la parte de atrás o instalando una separación en el vehículo entre la parte delantera y trasera’ explica Adrián Navarro en los micrófonos de ‘Herrera en COPE MÁS Málaga’.

‘Si el perro va suelto y tenemos un accidente, el animal puede sufrir un duro golpe o incluso puede escaparse y provocar otro accidente o ser atropellado’ matiza el adiestrador.

LA CONDUCTA DEL PERRO

El hecho de montar al animal en nuestro vehículo debe ser algo tranquilo para él. ‘Si es la primera vez que lo subo a un coche, voy a esperar un poco para que se adapte y le voy a dar un par de premios antes de arrancar. También es recomendable que esté cansado para que la ansiedad, por ser una situación nueva, le genere menos estrés que si estuviera descansado’ afirma el fundador de la empresa ‘Lopecan’.

Tampoco debemos sacarlo rápidamente del turismo. Por ejemplo, si lo llevamos por primera vez a la playa y le abrimos rápidamente la puerta del vehículo para que salga provocaremos que la segunda vez que vayamos a la playa esté ansioso porque asociará el coche a un lugar que le gusta. Le estoy generando ansiedad en el coche. Es mejor llegar, esperar dentro del habitáculo a que se relaje y entonces abrir la puerta’ recomienda Adrián Navarro.

RECOMENDACIONES DE LA DGT

Hemos consultado las recomendaciones que ofrece la DGT en su página web y os dejamos aquí los sistemas de retención aconsejables:

  1. ANIMAL SUELTO: El peor escenario posible es el perro tumbado sobre la bandeja trasera, detrás del conductor. El animal saldrá lanzado contra el reposacabezas del conductor si hubiera un accidente. Los dos sufrirían lesiones muy graves, incluso mortales.
  2. ARNÉS DE UN SOLO ENGANCHE: El arnés se engancha al cinturón de seguridad del vehículo. En caso de colisión, la hebilla del arnés se rompe. El perro choca contra el respaldo del asiento, provocando graves lesiones al conductor en la columna. El animal sufriría lesiones graves o mortales. 
  3. ARNÉS CON DOS ENGANCHES: El arnés evita el desplazamiento hacia delante, por lo tanto, no se transmite ninguna carga al conductor. Para evitar que la mascota choque contra los asientos -con consecuencias que serían muy graves-, deberán tener un sistema de unión corto.
  4. TRANSPORTÍN SUJETO CON EL CINTURÓN DE SEGURIDAD: El transportín destroza los puntos de sujeción del cinturón. Además, se rompe su parte superior. El animal sufre lesiones muy graves y los ocupantes del vehículo soportan cargas importantes.
  5. TRANSPORTÍN COLOCADO EN EL SUELO DEL VEHÍCULO: Los transportines pequeños encajan bien en el suelo. Como tienen poco espacio la energía del impacto es absorbida pronto y apenas se deforma el habitáculo del animal que solo sufre lesiones leves. 
  6. TRANSPORTÍN EN EL MALETERO: Cuando el animal es más grande y el transportín también, se puede colocar en el maletero en posición transversal a la dirección de la marcha. No se puede excluir la posibilidad de que los ocupantes de las plazas traseras sufran lesiones. 
  7. REJILLA DIVISORIA: Una rejilla colocada entre los pilares de la estructura del coche, separando la cabina del maletero, permite a la mascota moverse libremente sin molestar al conductor, pero en caso de colisión y según la posición del animal en ese momento, puede sufrir lesiones muy graves. Lo mejor es combinar el transportín con la rejilla divisoria.

Lo más