Boletín

CASO JULEN

Clave en el caso Julen: ¿Quién tapó el pozo?

El pocero ha declarado hoy como testigo. Asegura que él lo selló con una piedra de grandes dimensiones tras su trabajo. El dueño de la parcela, lo niega

Antonio Sánchez

Andrés García

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 15:17

Antonio Sánchez, el dueño de la empresa de prospección que realizó el pozo al que cayó el pequeño Julen el 13 de enero, ha defendido hoy ante la jueza que instruye el caso su versión: que él selló correctamente el pozo al finalizar el trabajo.

El empresario, que ha declarado como testigo,  señala que él tapó el pozo correctamente una vez que se comprobó que no había agua, que era un pozo fallido.  Sánchez ha afirmado que posteriormente se hicieron allí unos trabajos que él desconoce y que fueron realizados el 5 de enero, 18 días después de que supuestamente él sellara el pozo “Lo tapé todo muy bien, lo que pasa es que después han excavado allí una zanja” ha señalado Sánchez a su salida de los juzgados donde se instruye el caso.

MÁS DECLARACIONES

Precisamente hoy también ha declarado el maquinista que hizo la zanja posterior al pozo a la que ha hecho alusión el dueño de la empresa de prospección.  Según afirmó el operario en una primera declaración a la Guardia Civil, él no se percató si el pozo estaba o no sellado pero sí vio a David Serrano, dueño de la parcela y por ahora imputado por presunto delito de homicidio imprudente,  como ponía algunas piedras para tapar el orificio. Ahora la jueza deberá decidir sobre si el pocero cumplió con su obligación, o la razón la tiene el dueño de la parcela, que asegura que el profesional no selló el pozo al terminar el trabajo.  Una de las claves del caso Julen. Mañana está previsto que declaren en la Ciudad de la Justicia de la capital malagueña los últimos testigos llamados por la jueza.  Se trata de Ángel García Vidal, coordinador de las obras para el rescate de Julen,  y de los primeros agentes de la Guardia Civil que llegaron al lugar de los hechos.

Lo más