Boletín

La investigación judicial acerca la verdad sobre la muerte del pequeño Julen

Dos meses después de la caída del pequeño al pozo la jueza estudia todas las versiones de los testigos para averiguar cómo sucedieron los hechos 

Trabajos de Rescate de Julen

Andrés García

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 12:00

La primera fase del proceso judicial de caso Julen ha finalizado con la declaración de los últimos testigos llamados por la jueza que instruye el caso Julen. Se trata de los primeros agentes de  la Guardia Civil  en llegar al lugar de los hechos, y el ingeniero que dirigió las obras para el rescate de Julen. Los agentes pertenecientes al cuartel de Rincón de la victoria, se han ceñido en todo momento a lo que ya quedó reflejado en un primer informe sobre los hechos. Por otra parte, el ingeniero de caminos Ángel García Vidal, ha respondido sobre todo a cuestiones técnicas “la jueza me ha preguntado sobre cuáles fueron nuestras primeras actuaciones, lo que hicimos, lo que usamos. Después me preguntó por otros detalles como la posible procedencia de la arena que formaba el tapón que se encontraba encima del pequeño cuando estaba atrapado en el pozo. También me preguntó que como se sella un pozo, si es habitual encontrarlo sin sellar o no”, ha señalado García Vidal.

MÁS TESTIGOS

Otro de los testigos que ha pasado por la Ciudad de la Justicia ha sido Antonio Sánchez, el dueño de la empresa de prospección encargada de hacer el pozo. Sánchez aseguró que él tapó el pozo correctamente una vez que se comprobó que no había agua, que era un pozo fallido.  Además añadió que posteriormente se hicieron allí unos trabajos que él desconoce y que fueron realizados el 5 de enero, 18 días después de que supuestamente él sellara el pozo “está todo  igual que antes. Lo tapé todo muy bien, lo que pasa es que después han excavado allí una zanja” reconocía Sánchez a la Jueza.  Esta versión choca con la dada por el dueño de la parcela, que asegura que el pocero no selló el pozo al finalizar el trabajo.

DECLARACIONES FILTRADAS

Antes de que finalizase la primera fase del proceso judicial del caso Julen,  han  trascendido los vídeos de la declaración ante la jueza, como testigos, de los padres de Julen. En esas declaraciones, tanto José Roselló como Vicky García contradicen la declaración del dueño de la finca, David Serrano (el único imputado en el caso) que aseguró ante la jueza que advirtió a los padres del pequeño de la existencia del pozo, para que tuvieran cuidado. En su declaración como testigo ante la jueza, la madre de Julen asegura que las dos parejas con sus hijos llegaron a la parcela juntos en un coche; que ellas se quedaron a cargo de los niños mientras sus parejas iban a por leña para hacer el fuego para la paella. Vicky García relataba así cómo sucedieron los hechos, asegura que ella no vio nada porque estaba hablando por teléfono cuando Julen cayó al pozo. La madre de Julen asegura que en ningún momento, el dueño de la finca le dijo que había un pozo: “Yo no escuché nada de eso porque si yo sé que hay un pozo ahí y que está destapado, soy la primera que cojo a mi hijo y me voy”.

Insiste la madre de Julen en que no sabía que el pozo existía hasta que el niño se precipitó por él: “Me enteré de que había un pozo cuando mi niño ya estaba dentro”.

LA DEFENSA 

La defensa de David Serrano,  dueño de la parcela donde estaba el pozo,  ha confirmado que de momento quedan a la espera de acontecimientos para dar los siguientes pasos. Por otro lado, la abogada de los padres de Julen, Antonia Barba,  ha valorado positivamente las declaraciones de los testigos durante el caso Julen “yo pienso que con el contenido de las declaraciones que ya se han practicado, hay elementos suficientes como para poder hacernos una idea de cómo estaba aquello y que ha pasado”, ha señalado la letrada.

INFORME DESESTIMADO

Antes de que se produjeran las declaraciones de los últimos testigos,  el caso Julen dio un giro inesperado con la presentación de un informe por parte de la defensa de David Serrano, dueño de la parcela y por ahora imputado como presunto responsable de un delito de homicidio imprudente. En ese documento se pretende demostrar  que el pequeño no murió por la caída, sino por el procedimiento usado  durante las primeras horas del rescate. Este informe ha sido desestimado por la jueza.

ESPERANDO AUTOPSIA DEFINITIVA     

El equipo forense que realiza la autopsia al pequeño Julen ha pedido información sobre el pozo al que el niño cayó el 13 de enero, y también sobre la forma en que fue rescatado, y todo para aclarar la manera en que se produjeron las lesiones que presentaba el cuerpo del menor.Estos profesionales ya cuentan con los informes de toxicología y ahora han pedido datos sobre las características del pozo en el que murió el niño y las actuaciones para sacarlo, por si pudieran haber afectado al cuerpo.

LOS HECHOS

Los hechos ocurrieron el 13 de enero en una finca situada en el Cerro del Dólmen de la Corona, en el término municipal de Totalán. Sobre las dos de la tarde Emergencias 112 recibía una llamada alertando de que un menor de dos años se había caído a un pozo de prospección. A partir de ahí, se activó un equipo de rescate sin precedentes que culminó 13 días después, en la madrugada del 26 de enero, cuando la Guardia Civil extrajo el cuerpo sin vida del menor.

Lo más