COPE

HISTORIA

La Sierra de Segura. Provincia Marítima

El estudio más completo, riguroso y extenso sobre la importancia que tuvo la madera de la Sierra de Segura en la construcción naval de la Armada Española del siglo XVIII y XIX

Audio

Antonio Agudo
  • item no encontrado

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 24 mar 2021

Hubo un tiempo en el que la provincia de Jaén jugó un papel relevante para la historia de España. Un periodo en el que contribuyó de forma decisiva a llevar a buen puerto algunos de los planes de la Ilustración. Fue así, al menos, durante un siglo (entre 1733 y 1836), cuando los montes de Segura mantuvieron un régimen jurídico especial a raíz, primero, del establecimiento del Negociado de Maderas dependiente del Ministerio de Hacienda, y después, a partir de 1748, con la explotación y administración por parte de la Marina de un espacio cuya superficie arbolada se extendía en el siglo XVIII desde los límites nororientales del antiguo reino de Jaén hasta el noreste del reino de Murcia.

De ello trata 'La Provincia Marítima de Segura y la Marina de la Ilustración', el último trabajo publicado por el profesor e investigador Vicente Ruiz García (Úbeda, 1973), experto en historia naval española de los siglos XVIII y XIX. El libro ha visto la luz dentro de la colección 'Investigación' del Instituto de Estudios Giennenses (IEG) de la Diputación Provincial de Jaén gracias a que fue galardonado con el premio 'Cronista Cazabán' de investigación histórica. Y es, hoy por hoy, el estudio más completo, riguroso y extenso sobre la importancia que tuvo la madera de los montes de la Sierra de Segura en la construcción naval de la Armada Española del siglo XVIII y XIX. Hoy hemos charlado en COPE con el autor

ctv-jir-imagen-2


Pero este volumen es mucho más pues, aunque se circunscribe preferentemente al ámbito geográfico-administrativo de la que fue la Provincia Marítima y a los años de 1733 a 1836, el análisis de los distintos aspectos y variables que Vicente Ruiz realiza le dan a la obra una proyección más allá del espacio natural y cronológico que abarca. Y es que pone de manifiesto importantes claves para el entendimiento de materias tan relevantes como la explotación forestal, el poder naval o la resistencia popular en la España del Antiguo Régimen. Con ello, la investigación tendrá repercusiones, no solo en la historiografía naval y forestal, sino también en los habitantes de los espacios naturales a los que hace referencia, ofreciendo una nueva visión sobre un pasado lleno de mitos y con una historia demasiadas veces falseada.

Preguntas y respuestas

A ello hay que añadir que el tema del estudio ha sido un episodio que ha pasado prácticamente inadvertido por la historiografía naval española. De esta forma, la investigación, que tuvo su origen en la tesis doctoral del autor, incorpora la Provincia Marítima de Segura a los debates de la historiografía naval del mundo hispánico gracias a sus aportaciones. ¿Hasta qué punto fue importante y decisiva la contribución de los montes de Segura y su Provincia Marítima en la construcción naval de la Armada de la Ilustración? ¿Fue la Marina causante de la devastación de sus montes? ¿Existió verdaderamente tal devastación? ¿Fue la única institución interesada en la explotación forestal de los montes de Segura? ¿Qué papel ejercieron y que responsabilidad tuvieron las justicias locales y los vecinos de los montes de Segura en la presunta esquilmación de sus bosques? Todos estos interrogantes tienen respuesta en la 'La Provincia Marítima de Segura y la Marina de la Ilustración' gracias a varios años de investigación y a un abnegado trabajo de análisis e interpretación de fuentes secundarias y, sobre todo, de fuentes primarias, pues un 75% del resultado está basado en documentación original e inédita de archivo, tal y como se puede comprobar en las más de mil notas a pie de página que se incluyen como referencias.

ctv-zcr-imagen-1


Desmontando mitos

No. Las naves de la Armada Invencible no se hicieron con pino segureño, como se suele afirmar desde siempre, incluso en foros de cierta solvencia. Tampoco las carabelas de Colón, como también se ha dicho. A día de hoy no existe documento alguno que haga referencia a ello. Y de existir, seguramente el ubetense habría dado con él. No en vano, en su libro incluye extensas tablas en las que revela, con todo lujo de detalle, los navíos que se hicieron con esta materia prima. Consigue así ponerle nombre y apellidos a las maderas que salieron de la sierra. El de la Armada Invencible es uno de los mitos y tópicos que una pobre historiografía sobre el tema ha permitido que se perpetúen a lo largo del tiempo, llegando incluso hasta nuestros días, y que Ruiz García desmiente con su trabajo. En cambio, destaca que sí se hizo con madera jiennense el mítico Santísima Trinidad, el navío más grande de su época. Aclara además que los pinos segureños no se solían utilizar para los mástiles de los barcos, como dice la creencia popular aludiendo a su porte y rectitud, sino que servían para el casco, en concreto para sus costados y obra interior. Y también se utilizaban para carenar (labores de reparación).

ctv-ovk-imagen-4
  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Otro mito que desmonta es que la Marina destrozó los montes de Segura.

Demuestra con cifras abrumadoras que tuvo muchísima más responsabilidad el ferrocarril un siglo después, por la madera que se usó para las traviesas de las vías. Tal y como explica, los habitantes del lugar se han sentido olvidados y explotados, y aunque el Estado se aprovechó de la zona, fue más en el siglo XIX que con el periodo de la Provincia Marítima. Y todo ello añade el efecto de los incendios, en algunos casos provocados por las resistencias locales a modo de protesta, así como el de la política de liberalización de la propiedad de los bosques y las roturaciones de tierras para uso agrícola tras la desamortización. A la contra, Vicente Ruiz recuerda que la Marina tenía una conciencia medioambiental bastante arraigada, no por su preocupación por el planeta sino como previsión de futuro, pues tenía que asegurar que no faltara materia prima. Así, se cuidaban los pinares y se plantaban nuevos árboles tras las talas. Lógicamente, en ese momento no sabían que los barcos acabarían siendo de hierro. Una radiografía de la época

En definitiva, este libro logra aclarar y explorar nuevas líneas de investigación para contribuir al mejor conocimiento de lo que fueron los Montes de Segura y su Provincia Marítima durante los siglos XVIII y XIX, mucho más allá de subrayar simplemente la singularidad de unos bosques alejados del mar y curiosamente dependientes de la Marina.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar