Boletín

FAUNA SALVAJE

Señalan al lobo cómo la mejor medicina para ciervos y jabalíes

Expertos señalan que «fundamental su papel de policía sanitaria donde las especies cinegéticas sufren de enfermedades transmisibles al ganado doméstico.

Jabalí

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:35

Desde el proyecto Life «El lobo en Andalucía» se defiende un necesario cambio de actitud ante la presencia de un depredador como el lobo en las sierras del Sur de España. Los técnicos aseguran que es la mejor defensa para atajar la proliferación de la tuberculosis en los animales silvestres que pueden contagiar al ganado doméstico «Los lobos se centran en las presas más vulnerables, aquellas que pueden cazar con menor esfuerzo como los individuos enfermos, lo que permitiría reducir la transmisión de estas enfermedades, reportando así un beneficio a la economía del sector agropecuario» esta es una de las principales conclusiones del estudio elaborado por Juan Carlos Blanco, biólogo que lleva más de 25 años dedicado al estudio y conservación del lobo en España y titulado 'Aspectos esenciales del lobo y su gestión' que se enmarca dentro de las acciones de comunicación y divulgación del programa LIFE 'El lobo en Andalucía: cambiando actitudes'. Se puede descargar aquí https://lifelobo.es/

Los datos del Programa de Vigilancia Epidemiológica de la Fauna Silvestre en Andalucía (PVE) recogidos en la publicación indican que el porcentaje de muestras positivas con tuberculosis en fincas de Sierra Morena de Córdoba y Jaén es del 15’5% entre los cérvidos y del 57,8 % en el caso del jabalí, siendo la proporción de animales positivos a salmonelosis y aujeszky del 81’8 y 38%, respectivamente. Por el contrario, en un estudio realizado en Galicia y Asturias, donde hay nutridas poblaciones de lobos y densidades mucho más bajas de ungulados silvestres, la prevalencia de tuberculosis en los jabalíes fue solo del 2,6%.

Partiendo de esta información se concluye que la problemática de la tuberculosis en el ganado doméstico es muy difícil de afrontar si no se reducen las densidades de ungulados silvestres, que además devoran el pasto fresco si su población está descontrolada. De ahí el relevante papel del lobo ibérico como elemento crucial en el mantenimiento de los equilibrios biológicos de los ecosistemas en los que habita como el cazador natural de ungulados más extendido del hemisferio norte.

Dinamizador del medio rural

El manual recoge también algunos de los aspectos claves de la especie, que gracias a su gran capacidad de adaptación y a su elevada fecundidad ha sido capaz de sobrevivir a su extinción. Se traza la evolución del cánido en la Península Ibérica desde finales del s.XIX hasta la actualidad, siendo las zonas más loberas de España Castilla y León, Galicia y Asturias donde se concentra el 90% de la población. En Andalucía no está claro que haya manadas reproductoras en la actualidad.

Asimismo, se abordan las enormes posibilidades del lobo como dinamizador del medio rural ante el auge de un turismo de observación que comienza a nacer en nuestro país y que valora cada vez más el atractivo que especies como el oso o el lobo poseen ya sea en su hábitat natural o como elementos culturales y simbólicos representativos de un territorio. Es un turismo responsable, basado en el aprecio de la naturaleza y la cultura, que debe ser informativo y causar el mínimo impacto, molestias y contaminación ambiental, siendo una buena forma de valorar económicamente al lobo, pues además de educar y sensibilizar al público general produce beneficios para las comunidades rurales.

Blanco afirma que aunque en Sierra Morena, por sus particulares características, el turismo de observación de fauna en general y de lobos en particular no va a llegar a alcanzar la importancia que adquiere en otras zonas tradicionalmente loberas de España como Somiedo (Asturias) o la Sierra de la Culebra (Zamora), sí puede convertirse en un recurso complementario, que genere puestos de trabajo y que contribuya a diversificar los aportes económicos que se reciben en el territorio por otros conceptos. Apuesta también por potenciar el patrimonio lobero (que ha sido inventariado por el Life Lobo Andalucía) y por incluir visitas a explotaciones ganaderas para mostrar a los visitantes el modo de vida de este colectivo que convive a diario con el lobo.

Juan Carlos Blanco ha sido sido coordinador de la Estrategia Nacional de Conservación del Lobo del Ministerio de Medio Ambiente. En la actualidad trabaja en el seguimiento del lobo de la Comunidad de Madrid y de Castilla-La Mancha y es miembro de la Large Carnivore Initiative for Europe (UICN).

Lo más