COPE

Audio

OPINIÓN

Las Divinas Palabras con Ernesto Medina. Hoy: Positivo

Tiempo de lectura: 2Actualizado 12:08

“Pues eres positivo”, me dijo la enfermera. “Qué le vamos a hacer. Me voy a mi casa”. Avisé a mis padres y me encerré. Más de quince días. No le he dado tres cuartos al pregonero, pero es inevitable que el personal se vaya enterando. Empezaron las llamadas del Instituto. De los caballeros esgrimistas. Amigos a quien se lo habían contado. Yo solía repetir que lo estaba pasando como una gripe menor, pero el término COVID nos tiene achantados. Agradezco todos los abrazos, que se acuerde de mí tanta gente vía correo electrónico o por whatsapp. Sin embargo lo mío no ha sido para tanto. Afortunadamente. Ya estoy trabajando otra vez.

El virus ha sido un gusano que me molestaba todas las horas sin meter mucho ruido. Dolores de cabeza, sí, pero soportables. Febrícula sin picos altos. Los pulmones como dos chavalotes sin inmutarse. Una tos más molesta que dañina. Lo peor ha sido la abulia. Sin energías salvo para aguardar la noche y poder descontar otro día. Hasta que de repente empecé a notarme mejor. Me ha acompañado la suerte. Nadie elige ser asintomático o pasarlo con benignidad. Dentro de lo malo, me ha tocado la lotería. Incluso yo diría que he adelgazado. Ya no estoy dispuesto a darle ninguna concesión. El virus ha perdido y yo he ganado. Final de la partida.

El encierro de estos días me ha servido para reflexionar sobre qué nos asusta tanto de la COVID. Creo que la respuesta es tan antigua como el ser humano: lo desconocido. Cualquier enfermedad tiene un diagnóstico y un tratamiento. En este caso vamos a ciegas. Paracetamol y observación. Muchos consejos de los allegados, todos bien intencionados, pero que te pueden volver loco: que te dé el sol; heparina para evitar los ictus; mucha hidratación. Puestos a tomar decisiones originalesyo me he echado al coleto de vez en cuando una copa de brandi Luis Felipe. Y no serviría de nada, pero me quedaba tan feliz sabiendo que por lo menos el gusto no lo había perdido. Y que los dandis malditos lo somos también en la adversidad.

Le he quitado importancia al asunto, no por vanidad o por falsa modestia, sino por respeto a quien lo está pasando mal. Tengo claro que estamos haciendo un montón de cosas mal. Tiempo habrá de ajustar cuentas. Hoy, no obstante, prefiero ser positivo. Sí, dilectos oyentes, positivo.

Palabras, divinas palabras.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Reproducir
Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar