• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

Buenas Tardes COPE

"El Corazón Social del PP"

por Pedro Rodríguez

Buenas Tardes

Pedro Rodriguez

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 21 mar 2019

Fátima Bañez, ministra de empleo y corazón social del gobierno de Mariano Rajoy, ha anunciado su marcha de la política.Sigue los pasos de su presidente y vicepresidenta, Soraya.

Para mi, es una mala noticia. Para el PP, también. Me enteré de ella cuando estaba llenando el deposito de mi coche.

Saltó en mi móvil. Fue la COPE, precisamente, quien dio la primicia informativa.

Al leerla, no pude evitar un ¡ay!profundo, que retumbó en el bajo techo de la solitaria gasolinera.

Después emprendí viaje hasta Huelva y, a pesar de mi habitual estado de ánimo alegre y optimista, estaba deprimido.

En la hora del trayecto pensé en lo antipática y difícil que se ha puesto la política española y, ello, explicaba estad malas noticias como la marcha de la vida publica de una mujer tan completa como Fátima Bañez.

A la misma velocidad que aceleraba repasaba su labor, en la época de mayor crisis económica de la democracia, y la consideraba como la mejor ministra española del siglo XXI.

Fátima, como he dicho al principio, constituyó el corazón social del gobierno Rajoy.

La ministra “jornalera”, trabajando de sol a sol, para sacar lo mejor de nuestra tierra, creando empleo y evitando el rescate europeo.

Una labor política cuando no eran tiempos para la lírica (grandes discursos) sino para la épica (economía de guerra).

El gobierno de Rajoy, con Fátima de pilar esencial, hizo posible lo necesario, y algún escritor ha reconocido su inmensa labor política, económica y social, llamándole “El Milagro de Fátima”..

“HUELVA LA ECHARÁ DE MENOS”

Para Huelva, ha sido una mujer decisiva en las grandes inversiones del Estado en nuestra provincia. Mucho más de lo que imaginado.

Fue mi compañera, complice y persona clave en Madrid, para conseguir satisfacer las necesidades de los mineros de Riotinto.

Los dos llegamos a la mina, desde la capital de España, y bajamos a 500 metros de profundidad, donde estaban encerrados un grupo de mineros, esperando un cheque de mil millones, necesario para resolver la critica situación de aquel momento. ¡Vamos pa fuera...!.

Un momento tan emocionante , que ni Fátima ni yo olvidaremos en nuestras vidas.

Como tampoco podemos olvidar la reunión con el Comité de empresa de Celulosas, en el Ministerio de Trabajo.

Fátima se volcó con los trabajadores, les dio información sobre el problema, tranquilidad para llevar el proceso y, sobre todo, esperanza de futuro.

También se me viene a la memoria las reuniones en el Ministerio de Fomento, con la ministra Ana Pastor y el ministro Iñigo de la Serna, planificando la construcción de la nueva Estación de Huelva y la reforma de las vías del ferrocarril AVE.

Yo he visto a Fátima dejarse la piel para conseguir los trasvases y luchar por los regadíos de nuestros campos onubenses y, luego, casi llorar ante la incomprensión de algunos por razones ideológicas.

Esta mujer, ministra y diputada por Huelva, ha estado comprometida con el mundo de la pesca, de la mina, de las playas, del campo y del Recreativo. Le ha preocupado la Sanidad, la financiación municipal, la Semana Santa o el Rocio. Llevaba en la sangre las cosas de Huelva.

Por ello, en el año 2012, le concedimos la medalla de la ciudad de Huelva, con el fin de que se sintiera profeta en su tierra.

El día que le entregué el galardón, en la Casa Colon, la definí como el corazón social del gobierno de Rajoy.

Al decir esto, no me estaba refiriendo a la cavidad torácica que bombea la sangre a todo el cuerpo.

El corazón de Fátima, para mi, es el Banco donde ella tiene depositado sus principios, valores y convicciones, para, después, repartirlos en forma de emociones , alegrías y sentimientos. a todos los demás, sin distinción de clases sociales ni ideologías.

En el momento de su adiós a la política, entiendo, mejor que nunca, el día que Fatima, tras ser nombrada ministra, lo primero que hizo fue postrarse ante la Blanca Paloma, la Virgen del Rocio, a pedirle su ayuda y protección.

¿Te acuerdas de aquel día, amiga del alma...?,

Lo más