COPE

DULCES CONVENTUALES

Llamamiento cofrade para la compra de dulces a las Clarisas del Santo Ángel

Comienza la Semana de la Caridad de la Cofradía del Cristo de San Agustín

CONVENTO SANTO ÁNGEL CUSTODIO

COPE Granada

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22:34

Ilustraciones: Cofradía Cristo de San Agustín

La Cofradía de Cristo de San Agustín inicia su Semana de la Caridad. Según la corporación del Lunes Santo, es misión de la hermandad, “potenciar las obras asistenciales de piedad y caridad, conforme al espíritu del Evangelio de Cristo, tal como es enseñado y transmitido por la Iglesia” y añade que “a través de la creación de la Bolsa de Caridad “Jesús Nazareno de las Penas”, puedes ayudar al necesitado, con tu cercanía, servicio y tu aportación económica; poniendo el foco de atención en los damnificados por la pandemia, conscientes de que muchas familias han visto mermados sus ingresos de manera importante; más si cabe, tu aportación tiene mayor justificación, en el marco del Año Jubilar que la Hermandad está celebrando, concedido con motivo del V Centenario del Cristo de San Agustín”.

La primera iniciativa que han emprendido se dirige a las Clarisas del Santo Ángel Custodio, que atiende a la corporación “y la acoge en su casa, desde que a ella llegó el 23 de septiembre de 1835 el Santísimo Cristo de San Agustín", De manera concreta animan a lo siguiente: “Acércate al Convento y llama al torno, las encontrarás siempre dispuestas a atenderte. Devolvamos un poco de su cariño y dedicación por el pueblo cristiano, simplemente interesándonos por ellas y adquiriendo sus exquisitos dulces que preparan con tanto esmero”.

Acompañan su misiva con el siguiente fragmento del testamento de Santa Clara de Asís:

Porque el mismo Señor nos ha puesto como modelo que sirva de ejemplo y espejo no sólo a los otros, sino también a nuestras hermanas, a las que llamará el Señor a nuestra vocación, para que también ellas sirvan de espejo y ejemplo a los que viven en el mundo.

Así pues, ya que el Señor nos ha llamado a cosas tan grandes, a que puedan mirarse en nosotras las que son para los otros ejemplo y espejo, estamos muy obligadas a bendecir y alabar a Dios, y a confortarnos más y más en el Señor para obrar el bien. Por lo cual, si vivimos según la sobredicha forma, dejaremos a los demás un noble ejemplo y con un brevísimo trabajo ganaremos el premio de la eterna bienaventuranza”.

DULCES CONVENTUALES

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo