COPE

El riesgo añadido a que se te empañen las gafas por la mascarilla: "Es muy común"

Desde que el uso de la mascarilla es obligatorio, son muchos los que han oprtado por soluciones como el líquido o las toallitas antivaho para poder llevar las gafas

El riesgo añadido a que se te empañen las gafas por la mascarilla: Es muy común

El riesgo añadido a que se te empañen las gafas por la mascarilla: "Es muy común"

Córdoba

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:26

Desde que comenzase la pandemia, las mascarillas se han convertido en un elemento básico en nuestra vida. De tela, homologadas, quirúrgicas, FFP2, independientemente de cual utilices, todas conllevan una serie de inconvenientes como la dificultad para hablar y respirar de forma correcta, el dolor de orejas por las gomas, el maskacné o el vaho en los cristales de las gafas.



Y es que, para todos aquellos que utilizan gafas, ya sea de vista o de sol, parece casi incompatible llevarlas con las mascarillas porque, continuamente, los cristales se empañan y es imposible ver.

El riesgo añadido a que se te empañen las gafas por la mascarilla: "Es muy común"

Desde que es obligatorio el uso de las mascarillas, son muchos los productos que las ópticas han vendido para evitar que el vaho empañe los cristales. Sin embargo, un experto ha alertado del riesgo que implica que se nos empañen las gafas.

Según ha explicado John Volckens, profesor de ingeniería mecánica en la Universidad Estatal de Colorado, en el Wall Street Journal, si a alguien se le empañan las gafas significa que el aire “se escapa por la parte superior de la mascarilla, por el puente de la nariz”. Es decir, que la mascarilla no esta ajustada correctamente al rostro.

Son cada vez más los especialistas que señalan que lo realmente importante no es qué mascarilla se utiliza, sino que ésta se ajuste perfectamente a la cara para que no pueda pasar el aire por ningún hueco.



Al no estar ajustada de forma correcta y colarse aire las mascarilla pierde eficacia, ya que ese aire que entra, por poco espacio que sea, lo hace sin filtrar. Esto supone un riesgo añadido, ya que aumenta las posibilidades de contagio del virus con partículas en suspensión que queden en el aire.

Algo similar ocurre a los hombres con la barba. La Agencia Ejecutiva para la Salud y Seguridad de Reino Unido (HSE) afirma que “el vello facial (como la barba) hace que sea imposible sellar bien la mascarilla en el rostro” y que afeitarse “ayudará a prevenir la fuga de aire contaminado alrededor de los bordes de la máscara y hacia los pulmones”.

Es por esto que evitar el vello facial, ya sea la barba o el bigote, y con ello los posibles huecos que podría crear entre la mascarilla y la piel, reduciría el riesgo de contagio de COVID-19, al filtrar correctamente el aire de aerosoles que podrían portar el SARS-CoV-2.

¿Cómo comprobar si la mascarilla está correctamente ajustada?

De hecho, este mismo experto recomienda que quienes no usen gafas se pongan unas de sol antes de salir de casa para comprobar si llevan la mascarilla bien puesta: si se les empañan, deberán ajustarla mejor.

“Otra buena prueba: párate frente a un espejo y exhala con fuerza. ¿Parpadeaste? Si es así, eso significa que el aire golpea tus párpados y se escapa alrededor de la mascarilla”, ha advertido este expertos.

También te puede interesar:

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo