COPE

CÓRDOBA

Javi Sánchez, de futbolista profesional a luchar contra el coronavirus

El jugador del Córdoba Patrimonio aparta las zapatillas para empezar a trabajar como técnico de radioterapia en el Hospital Reina Sofía

Javi Sánchez, de futbolista profesional a luchar contra el coronavirus

Toni CruzCórdoba

Tiempo de lectura: 5'Actualizado 27 mar 2020

A Francisco Javier Sánchez Barrena, conocido deportivamente como Javi Sánchez, le dijeron que tenía cáncer a los 18 años. Javi saltó esa barrera de la vida con solvencia y pudo seguir mejorando en el fútbol sala -su deporte- hasta ganar dinero con él. Persiguiendo la pelota llegó hasta a ganar la Liga y la Copa en Hungría con un club de nombre impronunciable -Berettyóújfalu-. Su carrera como jugador terminará con el final de esta campaña -sea cuando sea- defendiendo los colores del Córdoba Futsal, el conjunto de su tierra. La otra pasión de Javi Sánchez es la de ayudar a los demás. Se preparó para ser técnico de radioterapia y su oportunidad para debutar en esta faceta de la vida -a sus 31 años- le ha llegado en el momento más complicado de la historia de la moderna sanidad española. Es valiente y, por eso, expuso su ilusión incondicional mediante un tuit que ha sido rebotado hasta la saciedad. Habló con COPE después de una de sus primeras jornadas laborales.


 


-Lo primero: ¿cómo estás tú físicamente?

-Me encuentro bien. A nivel deportivo hemos estado trabajando durante este tiempo con un plan que nos han mandado los preparadores físicos. Me encuentro perfecto tanto en lo personal como en lo profesional.

- Hablas de que estás perfectamente, pero por tu tuit se te nota que estás especialmente ilusionado por haber empezado tu trabajo como técnico de radioterapia. Menudo momento has elegido para empezar. ¿El más bonito o el más duro? ¿Cómo lo ves tú?

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

-Está claro que estoy muy ilusionado. Llevo mucho tiempo esperando esta llamada para poder trabajar de técnico de radioterapia, porque es a lo que he dedicado mi tiempo al margen del fútbol sala y ya hace seis años terminé mis estudios. No esperaba esta llamada, pero la situación ha acelerado el proceso. Esperaba sustituir a compañeros durante el verano, pero entre las bajas y la idea de reforzar la plantilla el otro día me llamaron de la bolsa del SAS y cuando escuché la propuesta… súper ilusionado. Es cierto que entro en una situación complicada porque trato con pacientes oncológicos que están dentro del grupo de riesgo, pero lo entiendo como un reto añadido a lo de que de por sí tiene el empezar en cualquier profesión.

- ¿Haber superado una enfermedad te hace tener más empatía con los que ahora están en tus manos en el Hospital?

-Eso va en la vocación de cada profesional. Te puedo garantizar que intento dar lo mejor de mí y ponerme en la situación de ellos y eso me puede ayudar a empatizar y a ser más responsable con el ánimo que puedan tener los pacientes. Es algo añadido a lo que cualquier profesional sanitario puede tener. A mí esa experiencia me ha hecho mejor persona y creo que mejor sanitario en este momento.

 


 


 

- ¿Y ser deportista también te ayuda? Porque desde luego debutas en esta profesión en todo un partido de Champions

-Está claro que ser deportista de alto nivel o profesional ayuda en cualquier aspecto de la vida. Afrontar retos, problemas, partidos en equipo para luchar por un fin común te hace que seas capaz de manejar la situación. Todos los valores que transmite el deporte se pueden llevar a cualquier ámbito de la vida.

-Has vivido esta pandemia desde fuera y ahora la estás combatiendo desde dentro. ¿La situación es tal y como te esperabas, mejor o peor?

-Nosotros no tratamos directamente con pacientes de coronavirus, pero sí con personas dentro del grupo de riesgo y además dentro de un Hospital. Estamos tomando todas las medidas posibles para evitar que esos pacientes oncológicos y el personal puedan ser contagiados. Es una situación complicada dentro del ambiente hospitalario, no hay más que ver las imágenes porque se masca la tensión. Estamos en los sótanos del hospital y tratamos de minimizar los riesgos y adoptar muchas medidas de protección para evitar un contagio que para ese tipo de pacientes es muy grave. En el hospital se comenta, se sabe que hay ciertas plantas que están cerradas solo para casos de Coronavirus. Nosotros lo sentimos sobre todo en las medidas que tenemos que adoptar.

La vida no va a ser la misma que conocíamos antes del Coronavirus

-Como deportista tendrás muchas ganas de que vuelvan a rodar las pelotas y a sudar los cuerpos. Como sanitario y atendiendo a lo que vas conociendo, ¿crees que volverán a disputarse partidos en los distintos deportes esta temporada?

-Es complicada esa pregunta. Ni el propio Luis Rubiales fue capaz de contestarla. No sabemos cuáles serán los próximos pasos, pero desde mi punto de vista va a ser muy difícil que esta temporada se termine a no ser que te metas en la siguiente. No solo por bajar la curva famosa, sino porque la vida no va a ser la misma que conocíamos antes y además va a pasar bastante tiempo hasta que recuperemos esa vida normal. Tendremos que evitar contactos multitudinarios y llevar protecciones hasta que la vacuna esté disponible. Estamos en una situación excepcional que ni siquiera los expertos son capaces de acertar. Creo que no se va a volver a jugar esta temporada, pero tenemos que estar preparados por si llega la vacuna y se decide retomar la competición. Sería una pena que nosotros, por ejemplo, no pudiéramos conseguir el objetivo de la permanencia por lo que tenemos que estar preparados para todo.

-De las muchas palabras que habrás tenido que escuchar para irte animando en los momentos complicados, ¿con cuál te quedas para que los oyentes de COPE Córdoba tomen moral en estos momentos inciertos y de aislamiento. ¿Qué frase o qué consejo les puedes dar desde tu experiencia?

-Insistiría en lo que dicen las autoridades. Simplemente nos están pidiendo que nos quedemos en casa. No nos piden cosas extraordinarias. Nada más que con eso se reducirá la curva y los contagios. Por respeto a los demás, a uno mismo, a nuestros familiares, a nuestro entorno… tanto si tienen como si no riesgos. Muchas veces la gente me dice que es una putada no poder salir, pero estamos en una situación muy excepcional. Hay que entretenerse y distraer la mente y saber que en cada uno de nosotros está la solución.

- ¿Has notado miedo en el personal sanitario con el que estás tratando o son las ganas de ayudar las que se imponen?

-Más que miedo lo que hay es un gran respeto a un posible contagio más que por nosotros por nuestras familiasMi pareja es diabética, un grupo de riesgo, y una de las primeras cosas que se vino a la mente fue que yo trabajando pudiera llevarle el virus a casa y que le afectara. Claro que existe respeto, pero es una situación excepcional en la que el personal sanitario tiene que dar un paso al frente. Supone un reto para nosotros, pero la gente tiene mucha ilusión y con ganas de afrontarlo con ilusión. Imagínate los pacientes oncológicos que tienen que ir a un hospital a llevar a cabo su tratamiento. En los pacientes sí se nota ese miedo, pero nosotros tenemos que transmitirle seguridad y darles la sensación de que no les va a pasar nada.

También te puede interesar:

-“Estar en casa por el coronavirus no es un pego, os salva la vida”

-Fallece en Iznájar un maestro como consecuencia del coronavirus

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Poniendo las Calles

Poniendo las Calles

Con "El Pulpo"

Escuchar