• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Boletín

CÓRDOBA

El Hospital Quirónsalud Córdoba realiza con éxito su primera intervención de aneurisma de aorta abdominal

Se trata de una dilatación de esta arteria, que no suele presentar síntomas y que se produce con mayor frecuencia en varones mayores de 65 años y fumadores

Audio

Redacción Córdoba

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 22 jul 2019

El Hospital Quirónsalud Córdoba ha realizado con éxito su primera intervención de aneurisma de aorta abdominal, una dilatación de la arteria más importante del organismo. La intervención la ha realizado el jefe de servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Quirónsalud Córdoba, Manuel Sánchez Maestre junto a su equipo, y ha destacado la importancia de contar con una dotación tecnológica del más alto nivel para llevar a cabo este tipo de intervenciones de manera mínimamente invasiva.

El doctor Sánchez Maestre ha indicado que la localización más frecuente de los aneurismas de aorta es en la zona debajo de las arterias de los riñones, en estos casos hablamos de aneurismas de aorta abdominal. Se producen con mayor frecuencia en varones mayores de 65 años y fumadores. En los hombres mayores de 55 años fumadores e hipertensos, se aconseja realizar un estudio dirigido a la detección precoz de un aneurisma, normalmente a través de una ecografía abdominal que se realiza en consulta.

Los aneurismas de aorta rara vez presentan síntomas y su diagnóstico suele ser casual, a raíz del estudio de otras enfermedades. La complicación más frecuente y grave de esta patología es la rotura de la pared de la aorta, lo que conlleva una hemorragia masiva que puede ser mortal. La pérdida de conocimiento asociada a dolor lumbar o abdominal intenso son síntomas indicativos de esta complicación y el tratamiento de la misma deber ser considerado una emergencia y tratado por un cirujano vascular.

Hasta un 50% de los pacientes con aneurisma de aorta presentan también aneurismas en las arterias de las piernas, por lo que debe realizarse un estudio con ecodoppler arterial para descartar la presencia de más aneurismas.

Los aneurismas van creciendo durante un largo período de tiempo, se estima que de 1 a 6 milímetros por año, los que tienen más de 70 milímetros tienen un riesgo de romperse mayor del 30% a los 12 meses.

El especialista ha explicado que existen dos formas de reparar un aneurisma, la cirugía abierta y la cirugía endovascular y es preciso elegir la más adecuada en cada caso. La cirugía abierta 

consiste en sustituir el segmento de aorta dilatado por un tubo sintético a través de una laparotomía, es decir, abriendo el abdomen. El postoperatorio suele ser más molesto y largo que en la cirugía endovascular, en la que se realiza el implante de una prótesis (muelle forrado) a través de catéteres insertados en las arterias femorales. El postoperatorio con esta técnica es más corto y en menos de 48 horas el paciente puede volver a casa.

El paciente intervenido tiene 62 años y contaba con antecedentes de hipertensión, presentaba un aneurisma de aorta abdominal con trombo mural y más de 60 milímetros de diámetro, estaba asintomático y fue derivado al servicio de Angiología y Cirugía Vascular por un diagnóstico casual durante un estudio digestivo. Se le practicó cirugía endovascular en uno de los quirófanos integrados del hospital, donde se le colocó una endoprótesis bifurcada desde las ingles. La intervención duró alrededor de 90 minutos, se le administró anestesia local y tras 48 horas ingresado, se marchó a casa sin complicaciones.

Lo más