COPE

DEPORTES CÓRDOBA

La brillante campaña 2011-12 que devolvió inesperadamente el orgullo al cordobesismo

El espíritu de Paco Jémez y el hambre de un equipo muy unido hicieron de aquel Córdoba C.F. una máquina de hacer buen fútbol que soñó con el ascenso a Primera e ilusionó en Copa

Audio

Toni Cruz González
@tonicruzgon

Redacción COPE Córdoba

Córdoba

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 19:14

Verano de 2011. El Córdoba C.F. S.A.D. afronta, inmerso en un ERE, el arranque de la que debía ser su lucha por la mera supervivencia.Carlos González es el nuevo propietario y Juan Luna Eslava recala como secretario técnico de la entidad. Economía de guerra y refuerzos de una calidad desconocida para la mayoría de los aficionados. En esos días fichan como blanquiverdes López Silva, Caballero, Borja García, López Garai, David Prieto, Patiño, Cerra, Juan Quero, Carlos Arias, Balsas, Cristian García, Taira… Junto a ellos un grupo de cordobeses como Alberto Aguilar, Pepe Díaz, Fuentes, Fernández o Javi Hervás y otros profesionales de la talla de Alberto García o Charles. Nadie da un euro ese julio por aquel equipo. Segunda B parece el destino más probable.

El club sondea en el mercado entrenadores con la valentía suficiente como para liderar un proyecto con una apariencia casi suicida. Son tanteados Esnáider y Antonio Tapia, pero al final Luna Eslava se acuerda de su ex compañero Paco Jémez, un ilusionista metido a entrenador. La conversación para contratarle fue simple:

—Paco, ¿dónde estás?

—En La Coruña

—¿Quieres entrenar al Córdoba? ¿Te apetece?

—¿Cómo? ¿Y eso?

—¿Te apetece?

—Claro, pero…

—Soy el nuevo secretario técnico del Córdoba.

—No me jodas.

—¿Puedes estar aquí mañana?

—A la hora que tú me digas”

De dinero ni hablaron, porque en aquel proyecto los sueños y la ambición superaban con mucho lo calculable.

“Nos veían todos en segunda B”.Javi Hervás recuerda el sentimiento con el que se empezó la campaña. Tenía 22 años y en verano no sabía si jugaría para el filial o saldría cedido. Juan Luna vio cualidades en él y Paco Jémez le dio la batuta del centro del campo desde el comienzo. Tan bien lo hizo que el Sevilla pagó en enero millón y medio de euros por él. La venta más cara del Córdoba C.F. hasta ese momento. Recuerda el cordobés que ese año se disfrutó con “la manera en la que jugamos” y también porque “notábamos que éramos superiores a casi todos los equipos contra los que jugábamos”. “Para el club, para la mayoría de los jugadores de gente y aficionados fue un año increíble porque nadie se esperaba el resultado”, apostilla.

La temporada fue tan extraña que la primera jornada se aplazó debido a una huelga propuesta por la AFE. El único punto cosechado en las dos primeras jornadas no varió un ápice ni el discurso ni el planteamiento de Jémez y su apuesta comenzó a dar frutos pronto. Cinco triunfos consecutivos -uno de ellos en Copa- les auparon a puestos de play-off. La sublimación de ese fútbol kamikaze llegó en victorias como la cosechada en Sabadell (0-3) o una semana más tarde ante el Alcorcón (3-1) con un sensacional gol de López Silva bajo la lluvia.



Aquel Córdoba también impresionaba en Copa. Tras eliminar a Murcia (0-1) y al Huesca (2-2 y 3-2 en penaltis) esperaba un bonito duelo regional ante el Real Betis. La ida resultó muy igualada entre dos rivales en un gran momento. El éxtasis se produjo en el último instante. Un perfecto centro de Fernández desde la derecha era cruzado de manera exquisita de cabeza por Pepe Díaz para batir a Fabricio. La vuelta en Heliópolis quedó resuelta con un tanto de Borja con su diestra que refrendaba una fantástica puesta en escena de los de Jémez, valiente como siempre.

El impresionante llenazo ante el Espanyol y el plantón a Caballero y López Silva en Murcia

De los octavos ante el Espanyol nadie olvidará el inesperado lleno en El Arcángel de la tarde de Reyes en la ida. Ni la victoria final en un partido perfecto 2-1 con golazos de Borja García y Caballero. En la vuelta en Cornellá el Córdoba dejó una imagen extraordinaria en la segunda mitad y soñó con el pase a cuartos durante un buen rato. Un gol de Álvaro Vázquez en el 88’ chafó el sueño, pero hasta el técnico del Espanyol Mauricio Pochettino contó después en sala de prensa: “no olvidaré nunca el ambiente de fútbol que viví en la ida en Córdoba, porque fue espectacular. El Córdoba es un firme candidato a subir a Primera y más si sigue jugando de esta forma”.

Juan Fuentes, que luego firmó por el Espanyol, era un joven de 21 años en esa 2011-12. Recuerda el lateral que antes del primer partido Paco Jémez le dijo muy seriamente: “tienes que subir más y meterme centros en el área porque, si no, no vas a jugar más. Paco era muy directo, te decía las cosas muy claras, y el equipo jugaba muy bien al fútbol. En casa, además, nos hicimos muy fuertes y apenas perdimos un partido. Teníamos mucha posición de balón, la presión la hacíamos perfectamente con Charles, Patiño, Pepe Díaz…” En suma, fue un año “inolvidable porque disfruté muchísimo en el terreno de juego”.



Una vez zanjado el sueño copero, faltaba certificar la clasificación para el play-off. Paco demostró sus dotes de mando en episodios como el sucedido en Murcia el 14 de enero de 2012 a las 16.02 horas. El autobús del Córdoba esperaba para salir hacia la Condomina. El delegado Rafael Barroso le informó al entrenador de que faltan dos jugadores por llegar --Caballero y López Silva--. Paco miró el reloj y dio la orden: “- ¿No están? Pues vámonos”. Paco explica que “se tuvieron que ir en taxi, sí. De alguna forma cuando estás a cargo de un grupo tienes que mostrar los caminos por los que los jugadores tienen que andar”.

La escapada al Burger King de Alcoy

Pepe Díaz rescata del ambiente de esa temporada inolvidable un viaje muy peculiar: “a Alcoy nos fuimos un viernes. Fue una odisea en autobús. Llegamos con mucha hambre y nos fuimos seis o siete a un Burger King antes de la cena. A Borja García le dolía mucho una muela y nos comimos tres o cuatro bolsas de gominolas… Fue un desastre la cena prepartido. Esa noche, además, Sebastián Balsas nos llamó desde Argentina para contarnos que le habían apuñalado e intentado robar”. El uruguayo Balsas apenas jugó 44 minutos ese año antes de salir al Argentinos Juniors, pero dejó un sensacional recuerdo y muchos amigos en el vestuario. Esa expedición, por cierto, volvió de Alcoy con un punto muy valioso merced a dos tantos precisamente de Pepe Díaz.

El encuentro clave del final de temporada tuvo lugar en El Arcángel ante el Real Murcia el 27 de mayo. Charles y Borja adelantaron a los locales, pero Chando anotó el 2-1 y Sutil envió un disparo al larguero que pudo haber cambiado la historia. La victoria del Almería evitó la clasificación automática, pero el tropiezo del Valladolid provocó que a Celta y Córdoba, que se enfrentaban en la última jornada, les bastara un punto para subir y promocionar respectivamente. Y lo que debía pasar, pasó. En Balaídos el 2 de junio se vivió una doble fiesta. ABC lo tituló “Rondo histórico”. Celta y Córdoba no quisieron hacerse daño, empataron a cero y el vestuario de Jémez fue una fiesta por el gran trabajo realizado. El técnico justificó el claro biscotto diciendo que “no hubo ningún pacto, pero tampoco hacía falta. Ninguno de los dos equipos se hizo daño, porque ninguno quiso hacerse daño. El resultado fue el que tenía que ser. Todo el trabajo que hizo el Celta y que hicimos nosotros nos permitió tomarnos a ambos esa licencia”.



Cuenta Alberto Aguilar -29 partidos jugó esa temporada- que fue clave “la filosofía tan clara que tenía de juego, la manera de entrenar, la pasión y el convencimiento que tenía” Paco Jémez. Recuerda igualmente que antes del campeonato “cuando estábamos en La Manga coincidimos con el Cartagena, que tenía una plantilla con mucha gente que había jugado en Primera y nos daba hasta miedo pensar en la temporada”. Luego tanto él como el cordobesismo se dieron cuenta de que en esa plantilla “había muy buenos jugadores aunque vinieran de la cantera, Tercera o Segunda b”.

Quedaba el más difícil todavía. El rival en la primera eliminatoria por subir era el Valladolid. Djukic, su entonces técnico que luego lo sería del Córdoba, realizó unas declaraciones poco afortunadas en la semana previa al partido de Vigo, pero en el encuentro de ida en El Arcángel —con menos ambiente del deseable, unas 10.000 personas—sólo hubo miedo. Ni Javi Guerra ni Pepe Díaz fueron capaces de marcar sus respectivas ocasiones y el 0-0 dejaba todo a expensas del partido de Zorrilla.



En Valladolid, el 10 de junio, coincidió el choque por el ascenso con el primer encuentro de la Eurocopa para la selección. Antes de ese partido de vuelta se reprodujo en el vestuario un vídeo motivador con mensajes de las familias de futbolistas que enterneció hasta las lágrimas a los jugadores. En la grada, unos 500 cordobesistas disfrutaron durante solo media hora. Charles, Pepe Díaz y Borja dispusieron de oportunidades para establecer el 0-1, pero perdonaron… y sus rivales no. Tras la reanudación, el Pucela fue un vendaval y anotó tres tantos por mediación de Óscar, Javi Guerra y Jofre. Las lágrimas en aquel rincón de Castilla iban a ser semillas de entusiasmo dos años más tarde para lograr el histórico ascenso de Las Palmas. Jugaron aquel día Alberto García, Fernandez, Gaspar (Patiño, 67’), Ximo, Dubarbier, Borja, López Garai, Caballero (Fede Vico, 73’), López Silva, Charles y Pepe Díaz (Javi Hervás, 76’).

Paco Jémez no continuó en el banquillo y muchos de los protagonistas de esa gesta cambiaron de aires. Llegaron otros tiempos e incluso un efímero paso por Primera, pero para muchos esa campaña 2011-12 será única e incomparable por impensable. Fue cuando el cordobesismo -por una vez- vio cómo sus deseos se iban haciendo realidad. Cuando se olvidaron los complejos y se soñó a lo grande. Y despiertos.

También te puede interesar:

- Miguel Reina,el portero que solo encajó dos goles en Primera en El Arcángel:“Gento no quería jugar en Córdoba"

- La historia de Paco Bru, el primer seleccionador español, y su paso como secretario técnico por el Córdoba

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

La Mañana Fin de Semana

Con Ángel Correas

Reproducir
Directo La Mañana Fin de Semana

La Mañana Fin de Semana

Con Ángel Correas

Escuchar