Boletín

ALMERÍA

La ampliación de Cosentino, ejemplo para proyectos estratégicos de Andalucía

El grupo prevé incorporar trece nuevas instalaciones que supondrán un aumento de la capacidad productiva de los productos Dekton y Silestone.

Junta

Redacción

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 08:03

El consejero de Hacienda, Industria y Energía de la Junta de Andalucía, Juan Bravo, ha señalado su objetivo de que el proyecto de ampliación del complejo industrial de Grupo Cosentino, que abarca unas 145 hectáreas en los municipios de Cantoria, Partaloa y Fines (Almería) y que supondrá una inversión de 719 millones con la creación de 740 empleos, se convierta en "ejemplo de éxito" de la nueva regulación que la Junta de Andalucía tramitará en septiembre para "dar un verdadero impulso a la declaración de proyectos que por su volumen y alcance son de interés estratégico para la comunidad andaluza".

Uno de los fines que se marca el nuevo Gobierno andaluz con la próxima modificación normativa es evitar la demora de la Administración para declarar estratégico un proyecto empresarial de envergadura, según ha trasladado la Administración andaluza en una nota.

"Grupo Cosentino registró su solicitud para ser declarado de interés estratégico el 30 de abril de 2018; no podemos permitir unos tiempos tan prolongados para llevar a cabo este trámite", ha dicho Bravo, para quien la experiencia de Cosentino ha servido al Ejecutivo como "referencia a la hora de identificar proyectos estratégicos" y para "tomar conciencia de cómo no se deben hacer las cosas".

El proyecto de ampliación y consolidación de las instalaciones industriales de Grupo Cosentino ha dado un nuevo paso adelante tras recibir 'luz verde' en la Comisión de Política Económica del Gobierno andaluz, paso previo al visto bueno de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos, que ya se mostró favorable en su reunión del pasado mes de junio, y de la aprobación definitiva por parte del Consejo de Gobierno, según establece el marco normativo que rige actualmente hasta la entrada en vigor de la nueva norma.

"Nuestro objetivo es agilizar los procedimientos para que apuestas inversoras como ésta no se eternicen y acelerar la implantación de actividad y generación de empleo en la comunidad", ha precisado el consejero, que ha visitado las instalaciones de Cosentino junto a la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, y la delegada del Gobierno de la Junta en Almería, Maribel Sánchez.

Crespo, por su parte, ha incidido en que "una necesidad que nos demandaban los empresarios almerienses y andaluces era la obligación de reducir trabas burocráticas y simplificar los trámites administrativos que estancaban los proyectos empresariales y paralizaba la creación de empleo" y, por tanto, la dinamización de la economía y la generación de riqueza.

PLAN DE REACTIVACIÓN DE CALIDAD AMBIENTAL

La consejera ha recordado que por este motivo este Gobierno puso en funcionamiento "un Plan de Reactivación de la Calidad Ambiental que zanjaba el bloqueo administrativo en el que nos habían sumido los anteriores gobiernos socialistas".

En el caso de la provincia de Almería, esa "parálisis" se cifraba en 536 expedientes ambientales estancados y que han estado "inmovilizando la inversión empresarial y la dotación potencial de más de 10.000 puestos de trabajo".

En el conjunto de la Comunidad se contabilizaron hasta 4.367 expedientes de calidad ambiental sin resolver que han podido frenar inversiones por un montante de 6.500 millones de euros en Andalucía, incluidos 2.800 millones de euros relativos a energías renovables, y una pérdida de 92.000 empleos potenciales.

"Por ello planteamos reforzar la dotación de personal y estamos adaptando la Ley de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental (GICA) para aportar una mayor seguridad jurídica respetando nuestro medio ambiente. La Consejería está cumpliendo los plazos de los trabajos de reforma", ha apuntado Crespo, que confía en que "en breve" estas medidas den como resultado una notable reducción de los tiempos de espera que hasta ahora se venían produciendo, en ocasiones cuadruplicando los periodos máximos fijados.

Ambos consejeros han trasladado al presidente del grupo, Francisco Martínez-Cosentino las nuevas medidas que el Gobierno andaluz va a adoptar en su firme compromiso con el sector industrial de simplificar y reducir trabas administrativas y burocráticas para atraer y consolidar inversiones que generen actividad y empleo en Andalucía.

Entre las iniciativas previstas se encuentra la modificación de la normativa que regula la declaración de las iniciativas empresariales que se consideran proyectos de interés estratégico. Los anteriores gobiernos aprobaron la Ley 4/2011 con la que se trataba de establecer un marco de tramitación preferente para los mismos, pero en vistas de su resultado no ha cumplido el fin para el que estaba prevista.

La futura norma recogerá una definición más clara y directa de los objetivos que persiguen los proyectos de interés estratégico y los requisitos a cumplir en diversos aspectos como la inversión, el volumen de empleo o el impacto social o de vertebración del territorio que implican. También debe determinar qué procedimientos debe contemplar para la agilización y aceleración de su desarrollo, así como el cronograma preciso de la tramitación de los permisos.

Una de las novedades será la implementación de un único interlocutor entre la Administración andaluza y las empresas, a través de la figura del project manager, que serán funcionarios y empleados públicos de la Administración andaluza con un conocimiento exhaustivo de la normativa industrial y ambiental y que informarán de los proyectos ante el propio Consejo de Gobierno, dando cuenta del estado de tramitación de cada iniciativa y de la razón por la que se ralentiza una inversión, bien sea por causas imputables a la empresa, o bien a la Administración.

NUEVAS INSTALACIONES

El proyecto de ampliación de Cosentino permitirá aumentar la capacidad productiva prevista con la consolidación de las instalaciones industriales, así como en la ampliación requerida para atender las necesidades derivadas del crecimiento de su actividad.

El grupo prevé incorporar trece nuevas instalaciones que supondrán un aumento de la capacidad productiva de los productos Dekton y Silestone, que representan el 13 y el 68 por ciento de las ventas del grupo, respectivamente.

Además, prevé una inversión en nuevas instalaciones auxiliares, entre las que se encuentra el denominado Proyecto Reborn, cuyo objetivo general es la valorización de los residuos resultantes de los procesos productivos, utilizándolos en la generación de nuevos materiales o en aplicaciones diversas de otros sectores.

Grupo Cosentino cerró el ejercicio 2018 con un incremento de la facturación del 9,3 por ciento, hasta alcanzar los 984,5 millones de euros, y solo ese año generó 400 nuevos puestos de trabajo directos, lo que eleva su cifra de trabajadores por encima de los 4.300. Además, destinó casi 90 millones de euros a inversiones, elevando el montante global a 380 millones para el periodo 2016-2020.

Lo más