Atletismo

Lelisa Desisa se impone en el maratón de Nueva York; cuarto triunfo de Keitany

Etiopía volvió al podio con Shura Kitata, que logró el segundo lugar y el tercero fue para el keniano Geoffrey Kamworor.

Lelisa Desisa

Lelisa Desisa EFE

EFE cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 19:23

La atleta keniana Mary Keitany ganó por cuarta vez el maratón de Nueva York, donde había encadenado tres victorias seguidas entre 2014 y 2016, mientras que en hombres el etíope Lelisa Desisa se estrenó como campeón.

Keitany, de 36 años, dominó prácticamente desde el kilómetro 30 y se hizo con su cuarta medalla de oro del maratón de Nueva York al llegar a la meta a las 2h22:48, la segunda mejor marca de la historia de la carrera.

La vencedora se impuso con una una ventaja de 3 minutos y 13 segundos sobre la también keniana Vivian Cheruiyot, de 35 años, que se anotó un tiempo de 2h26:02 y adelantó por 20 segundos a la defensora del título, Shalane Flanagan.

Flanagan, de 37 años, remontó desde el quinto lugar mientras corría en los últimos kilómetros del curso hasta hacerse con el tercer lugar del podio y es la estadounidense más rápida de la jornada, con 2h26:22.

En cuanto a la categoría de hombres, el atleta etíope Lelisa Desisa, de 28 años, ganó hoy por primera vez el maratón de Nueva York al alcanzar la meta en 2h05:59, convirtiéndose también en el segundo más rápido del certamen.

Fue un final muy reñido, ya que le separaron apenas dos segundos de su joven compatriota Shura Kitata, de 22 años, que registró una marca de 2h06:01.

En tercer lugar, 26 segundos después, quedó el favorito y defensor del título, el keniano Geoffrey Kamworor, de 25 años, que se mantuvo en el pelotón líder desde el comienzo y e intentó remontar al final.

En cuanto a la categoría de silla de ruedas, la suiza Manuela Schar venció por segunda vez consecutiva con 1h50:27, mientras que en hombres se adelantó por un segundo el estadounidense Daniel Romanchuk al campeón de 2017, Marcel Hug, y se coronó con 1h36:21.

El maratón, en el que participaron unas 50.000 personas, estaba discurriendo hasta el momento por los cinco distritos de Nueva York sin incidencias, rodeado por fuertes medidas de seguridad.

Lo más