Plaza de Recife: el oasis de San Pablo - Pateando A Coruña

Plaza de Recife: el oasis de San Pablo

 

Plaza de Recife. O Plaza de San Pablo. Entre Magistrado Manuel Artime, Donantes de Sangre y Sinfónica de Galicia. 15004. Pateamos por el oasis que se abre tras la Torre de los Maestros.

Una ciudad hermana y un nombre de santo

La plaza de Recife tiene nombre brasileiro, aunque en este enclave no se escuche ningún acento portugués. Se dedica a la capital de Pernambuco, que debe su nombre a los arrecifes de coral que hay en su costa. En 1983, A Coruña y Recife se hermanaban, y se descubrió la placa en honor a esta ciudad. Aunque ya era demasiado tarde, porque los coruñeses ya conocíamos este entorno con un nombre santo.


La Plaza de Recife, con solo dos números en el catastro, el 5 y el 11, es más conocida como Plaza de San Pablo. Bajo este nombre se engloba esta zona entre edificios desarrollada en los años 70 que aparece cuando salimos de las galerías de la Torre de los Maestros, desde Juan Flórez.

En el centro, la Iglesia de San Pablo, un templo de hormigón cuya primera misa se celebró en 1981.

Dos años después, San Pablo se convertía en el centro de la solidaridad coruñesa. Desde Teresa Herrera se mudó aquí la sede central de Cáritas Interparroquial, ahora situada en un amplio local de un lateral de la plaza.


Sobre la razón de ser y la actividad de Cáritas habla en esta entrevista Pilar Farjas, directora de Cáritas Interparroquial en A Coruña:

 

El parque infantil del Garaje Madrid

San Pablo es plaza de paso y de conexión entre grandes calles, pero también punto final en sí misma. A su intensa vida diurna ha ayudado ayuda la reforma de las pistas del Garaje Madrid, encima del parking que se construyó donde estaba la plaza de toros. La explanada gris en la que solo había una canasta y un pequeño patio para la escuela infantil tiene ahora sonidos de colores

Del balón solitario que se escapaba a Donantes de Sangre hemos pasado a varias áreas de juego, con suelo de caucho, aparatos en los que hacer de Tarzán o canchas de fútbol y baloncesto. Y, cómo no, asientos para que esperen los sufridos padres y abuelos para los que San Pablo es ahora la catedral infantil a la que peregrinar.

La zona verde de San Pablo

La reforma del Garaje Madrid fue casi simultánea a la de las zonas ajardinadas que rodean la Iglesia de San Pablo, en unas obras que en el Ensanche se sintieron como si fueran las del Escorial. Debajo de los árboles se reformó el verde y el pavimento.


Lo peor de San Pablo es aparcar. El entorno es todo zona azul, casi siempre ocupada. Mejor venir andando para conocer este oasis con palmeras entre la Torre de los Maestros, la Torre Hercón o los edificios de la cooperativa del Casino.

La trasera de Juan Flórez es una animada zona residencial y hostelera, con todo a un paso. La plaza de Recife, San Pablo, ha ganado mucha vida en la última década.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0 0 0 0