Duplantis revive al atletismo - Las Merinadas Deportivas de Edu

Duplantis revive al atletismo


Armand Duplantis (10 de noviembre de 1999) ,Mondo para más señas, nos ha dejado sin palabras. El 8 de febrero batió el récord mundial de pértiga que estaba en manos del francés Renaud Lavillenie (6m16cm) desde el 15 de febrero de 2014. El sueco se ha superado a sí mismo una semana después y, con los 6m18cm, ya tiene las dos mejores marcas de la historia del salto con pértiga. Se trata de una excelente noticia para el atletismo, huérfano de una figura de renombre como Usain Bolt. Retirado el jamaicano, emerge un chaval de 20 años que parece tocado con una varita mágica. Duplantis es capaz de todo. En sus saltos hay margen para que la marca siga siendo superada próximamente. Se habla de 6m20cm, pero podría ser superior.

¿Dónde está el límite?

¿Dónde está el límite del salto con pértiga? Parece que el atleta sueco tiene la respuesta. Dos plusmarcas mundiales bajo techo, hacen inevitable la pregunta: ¿será capaz de batirlo también al aire libre? La respuesta parece clara. Pero no es lo mismo. El récord outdoor sigue siendo de Serguéi Bubka. El ucraniano lo dejó en 6m14cm el 31 de agosto de 1994 en Sestriere. A favor de Duplantis está su juventud y sus ganas inmensas de comerse el mundo. En 2018 ya fue campeón de Europa, un año después se quedó a las puertas del oro mundial, se tuvo que conformar con el subcampeonato.

Una progresión sensacional

La progresión de Duplantis es excepcional. Comenzó a los tres años. A los 6 saltaba 1.67m. Superó la barrera de los cuatro metros a los 13. A los 15 alcanzó los 5.30m. Los 5.90m con 17. A los 18 superó los seis metros. A los veinte ha batido dos veces el récord mundial en pista cubierta y lo ha dejado en 6m18cm. Una barbaridad. Su velocidad es uno de sus puntos fuertes para dirigirse hacia el salto. A los diecisiete años corrió los 100 metros en 10.57. Una marca al alcance de velocistas. 

El nuevo Bubka

Queda claro que Duplantis tiene un margen de mejora considerable. Parece que su estrategia será parecida a la que estableció Bubka a finales del siglo XX. Ir poco a poco, centímetro a centímetro, aunque sabe que puede saltar todavía más. En pleno siglo XXI, el rey de la pértiga tiene sucesor, con todos los respetos para Lavillenie, coleccionista de medallas. 

Un regalo para el atletismo

Duplantis es un regalo para el atletismo. Que le vaya bonito y siga haciéndonos disfrutar muchos años más. Aunque visto lo visto, parece que pronto estaremos hablando de un nuevo récord. Será el máximo favorito a la medalla de oro olímpica en Tokio 2020. ¿Llegará allí el récord mundial al aire libre? Sería una gozada. Soñemos. 

0 0 0 0