Carolina Marín gana el Abierto de China y mete miedo a sus grandes rivales - Las Merinadas Deportivas de Edu

Carolina Marín gana el Abierto de China y mete miedo a sus grandes rivales

Dos torneos. Solo dos, han hecho falta para que Carolina Marín haya regresado al lugar que le pertenece. La reina del bádminton ha revalidado el título en el Abierto de China. La vigente campeona olímpica ha ganado a la taiwanesa Tzu Ying, número uno del mundo durante mucho tiempo y ahora cuarta del ránking, en tres sets 14-21 21-17 y 21-18 . De nuevo remontando como en cuartos y en semifinales. Demostrando, que estando bien y sin lesiones, puede aspirar a todo lo que se proponga. En el segundo set ha llegado a ir perdiendo 0-4, 5-9 y 8-12 y ha sabido ganar como lo que es, una campeona de muchos kilates. 

Ocho meses después de la trágica final de Indonesia, donde se produjo la lesión, Marín ha vuelto a jugar el partido decisivo y lo ha ganado. El mérito es gigante. Todo deportista firmaría ganar el segundo torneo jugado después de estar parado unos meses. Y la tetracampeona europea lo ha hecho en el país de varias de sus grandes rivales. El 11 de septiembre regresó con derrota en la primera ronda del Abierto de Vietnam y once días más tarde ya se ha subido a lo más alto del podio. 

Remontada a remontada

El Abierto de China ha tenido de todo para la jugadora española. Allí han jugado las mejores. Es todo un Masters 1000. En primera ronda se encontró con una de sus rivales más complicadas, Okuhara. La japonesa no pudo hacer nada y cayó en dos sets 16-21 y 18-21. Hay que recordar que debido a la lesión de rodilla, Marín ha partido en el puesto 26 del ránking mundial. Okuhara es tercera del mundo en la actualidad. 

En octavos de final ganó, también en dos sets, a la americana Zhang (undécima del mundo) 21-17 y 21-12. En cuartos de final ha ganado a la china He, tras remontar un set abajo. La tricampeona mundial venció 11-21, 21-14 y 21-15. De nuevo le tocó remontar en la semifinal contra la japonesa Takahashi. Tras caer en el primer set 22-20, la española se impuso en los dos siguientes: 13-21 y 18-21 en una y doce minutos de juego. 

Carolina Marín conquista China, como ya hizo en 2018. Vuelve a meter miedo a las asiáticas con Tokio 2020 en el horizonte, el gran objetivo para la onubense en los próximos meses. 

Después de China, la vigente campeona olímpica tenía previsto viajar al Máster 500 de Corea del Sur (del 24 al 29 de septiembre), pero ha decidido volver a España y no lo jugará. En octubre tiene previsto competir en los Masters 750 de Dinamarca (del 15 al 20) y Francia (del 22 al 27). También está inscrita en el Super 100 de Holanda (semana del 8 de octubre) pero aún no ha decidido si competirá allí. 

 

0 0 0 0