Sete Benavides será bronce olímpico con siete años de retraso - Las Merinadas Deportivas de Edu

Sete Benavides será bronce olímpico con siete años de retraso

El Comité Olímpico Internacional ha confirmado la exclusiva del diario Última Hora del 4 de junio. Un nuevo tramposo ha sido pillado. Más vale tarde que nunca. Como en los casos de Lydia Valentín y Ruth Beitia, un español subirá al podio y se colgará la medalla de bronce de los Juegos de 2012. Se llama Alfonso “Sete” Benavides López de Ayala (Pollensa, Islas Baleares, 9 de marzo de 1991) es piragüista y en Londres acabó en cuarta posición en C1-200 metros. Aquel 11 de agosto no pudo saborear el placer de subir al podio.

Un nuevo nombre en la lista de tramposos

El tramposo se llama esta vez Jevgenij Shuklin, es lituano y se dopó con clorodehidrometiltestosterona (Turinabol), un esteroide anabólico-androgénico que aparece en la lista de sustancias prohibidas. El COI ha informado así: » se ha retirado a Shuklin la medalla, el diploma y el alfiler obtenidos en el evento de canoa Sprint C-1 de 200 metros masculino y se le ordena que los devuelva». Shuklin fue medalla de plata en Londres. Eso significa que el ruso Ivan Shtyl, medalla de bronce, pasará a ser subcampeón olímpico. Benavides se convertirá en el tercer clasificado de aquellos Juegos y España alcanzará la veintena de metales: cuatro oros, diez platas y seis bronces. Se iguala el resultado de Atenas 2004 y la cita londinense se sitúa a solo dos de Barcelona 92.

Si revisamos la hemeroteca de aquel 11 de agosto de 2012 nos encontramos con las siguientes declaraciones de Sete Benavides. El mallorquín dijo: “saldré a morderlos a todos en la final, me he encontrado bien y eso es una buena señal”. Tras acabar primero en su serie y segundo en la semifinal declaró: “He ido de menos a más, el objetivo está cumplido y ahora lo importante es la final. Quizás el ruso está por encima de todos, pero no me asusta”.

Recuerdos de Londres 2012

Tras acabar en cuarto lugar, diploma olímpico con solo veintiún años, dijo: “Es una final contra los mejores. No podía tener la medalla antes de competir”. “Un cuarto puesto es un fastidio, pero es lo que hay. Han sido mejores que yo y ya está”. Lo que no sabía el piragüista español es que uno de sus rivales iba dopado. Ahora siete años después se va a hacer justicia. En aquella ocasión se quedó a unas milésimas de colgarse la medalla. Pronto la tendrá en su poder. Esperemos que no le toque esperar tanto tiempo como le tocó a Lydia Valentín con su oro. Ruth Beitia sigue esperando su bronce en salto de altura.

Colección de cuartos puestos

Sete Benavides también quedó cuarto en los Juegos de Río 2016. A tan solo veintiún milésimas de subir al tercer cajón.“Un cuarto en los Juegos no está tan mal, he pasado cuatro años asimilando lo de Londres y ahora lo tengo ya asimilado” decía tras la final en tierras brasileñas. El bronce en Londres 2012 puede llegar acompañado de dos medallas de bronce más para el palista balear. Benavides fue cuarto en el Mundial de 2014, en el que Shuklin acabó tercero. Y en el Europeo de 2013 también acabó en la cuarta posición, y el palista báltico fue campeón. El número cuatro ha acompañado al español en muchas competiciones. Un cuatro que ahora parece que se va a convertir en tres en varias competiciones.

Pero no todo ha sido quedarse a las puertas de las medallas. Benavides ya sabe lo que es subir a un podio mundial en dos ocasiones: 2011 y 2013 y cuatro a un podio europeo: tres platas (2011, 2012 y 2014) y un bronce (2015).

España alcanza las 156 medallas olímpicas

Con el bronce de Sete Benavides, España alcanza las 156 medallas en Juegos Olímpicos: 46 oros, 64 platas y 46 bronces. 152 en verano y 4 en invierno. Nuestro país ha ganado 129 medallas olímpicas desde Albertville 1992. La diferencia con los resultados anteriores es abismal. Con el reciente bronce, el piragüismo olímpico español alcanza las diecisiete medallas. En los Juegos de Londres 2012 los palistas españoles sumaron cuatro.

El 11 de agosto de 2012 España ganó tres medallas, pero con las de Ruth Beitia y Sete Benavides se convierte en el mejor día olímpico para España junto al 8 de agosto de 1992. En ambos casos se lograron cinco medallas. Londres: un oro, una plata y tres bronces. Barcelona: dos oros y tres platas.

Fotos: EFE

 

0 0 0 0