Imágenes míticas de la historia del deporte: el primer anillo de Pau Gasol - Las Merinadas Deportivas de Edu

Imágenes míticas de la historia del deporte: el primer anillo de Pau Gasol

La madrugada del lunes 15 de junio de 2009 el deporte español rompió una barrera que parecía infranqueable. Pau Gasol (Barcelona, 6 de julio de 1980) ganó su primer anillo en la NBA. Se proclamó campeón de la mejor Liga del mundo con Los Angeles Lakers. El mejor jugador de baloncesto que ha tenido (y posiblemente tendrá) España, se convertía en el primer español (y hasta hoy el último) en lograr tal hazaña.

Todo comenzó el 1 de febrero de 2008. Gasol, que jugaba en los Memphis Grizzlies fue traspasado a los Lakers. Por aquel entonces estaba promediando 18,9 puntos, 8,8 rebotes, 3 asistencias y 1,4 tapones por partido. El jugador catalán llegaba así, a un equipo histórico de la NBA. Solo pasaron cuatro días para que se produjera su debut. Su primer encuentro no pudo ser mejor. El Izod Center de los Nets de  New Jersey. Los Lakers ganan 90-105 con 24 puntos, 12 rebotes y 4 asistencias de Gasol en 35 minutos jugados.

Fechas para recordar

El 21 de mayo de 2008 se convierte en el primer español en jugar una final de Conferencia. Los Lakers vencen 4 a 1 a San Antonio Spurs. El 5 de junio juega el primer partido de la final contra los Boston Celtics. Obviamente también es el primer jugador español en conseguirlo. Gasol promedió 14,7 puntos, 10,2 rebotes y 3,3 asistencias por partido, pero los Lakers caen por 4 a 2.

 

Gasol afrontaba la siguiente temporada con ganas de superar otra barrera más. El 2 de enero de 2009 alcanza los 10.000 puntos anotados en la NBA. A los 28 años y en su octava temporada en la Liga más importante del mundo. Se convirtió en el segundo europeo que menos tiempo había necesitado para lograr esa cifra. Solo por detrás del alemán Dirk Nowitzki.

El rival es Orlando Magic

Los Lakers alcanzan una nueva final absoluta. El rival es Orlando Magic. En los dos enfrentamientos de la temporada regular, el equipo de Pau Gasol había caído derrotado. Pero en una final todo puede ocurrir. En el primer encuentro de la final, se impusieron los Lakers por 100 a 75. El Staples Center de Los Angeles con casi 19.000 espectadores, ve como Kobe Bryant anota 40 puntos y da ocho asistencias.

En el segundo partido vuelven a ganar los Lakers. Esta vez el encuentro acaba con un igualado 101 a 96. Pau Gasol es el máximo reboteador (10) del partido. En el primer encuentro celebrado en Orlando, los Magic se imponen por 108 a 104. En el siguiente, los Lakers vuelven a ganar y colocan el 3-1 en la final. Solo necesitan una victoria más para proclamarse campeones. Los 32 puntos de Bryant y los 10 rebotes de Gasol ayudan a situar el 99 a 91 para el equipo angelino.

La quimera se convierte en realidad

Llegó el día D. El que convirtió a Pau Gasol en una leyenda viva del baloncesto internacional. Lo que parecía una quimera se convirtió en realidad. El equipo entrenado por Phil Jackson gana 99 a 86 con 14 puntos, 15 rebotes, 3 asistencias y 4 tapones del jugador español. “Es un sueño hecho realidad” dijo Gasol tras convertirse en campeón de la NBA y tras cerrar una temporada sensacional que ayudó y mucho a que su equipo ganase el decimoquinto título. Memorable su marcaje a la estrella de los Magic, Dwight Howard, en el partido decisivo. .

El Amway Arena de Orlando fue el lugar en el que Gasol hizo historia para el baloncesto y el deporte español. Desde el último anillo, en 2002, los Lakers habían perdido dos finales, contra los Pistons en 2004 y frente a los Celtics en 2008. Llegó Gasol y en poco más de un año cambió el rumbo de un equipo que repetió triunfo en 2010.

Las estadísticas de Pau Gasol en aquella histórica temporada son dignas de enseñar. Formó parte del quinteto inicial en 81 de los 82 partidos de la temporada regular. Promedió 18,9 puntos, 9,6 rebotes y 3,5 asistencias por encuentro. Los Lakers jugaron veintitrés partidos en los playoff. Gasol fue titular en todos  con una media de 40,5 minutos, 18,3 puntos, 10,8 rebotes y 2,5 asistencias por partido. Números dignos de una estrella del baloncesto. Aquella histórica madrugada del 15 de junio de 2009 se convirtió en eterno.

0 0 0 0