Pasaporte a Tokio 2020: Blanca Manchón vuelve a ser olímpica - Las Merinadas Deportivas de Edu

Pasaporte a Tokio 2020: Blanca Manchón vuelve a ser olímpica

Cuando Blanca Manchón (Sevilla, 6 de marzo de 1987) participó en los Juegos de Atenas 2004 era todavía una niña. Hija y hermana de regatistas, a los siete años comenzó en el mundo de la vela. En la capital griega se convirtió en la más joven de los olímpicos españoles. Con solo diecisiete años acabó octava en la clase Mistral de vela. Un enorme diploma olímpico con todo el futuro por delante. A aquellos Juegos llegó como campeona mundial y subcampeona europea junior. Quince años más tarde se ha clasificado para Tokio 2020. Será su segunda participación olímpica y llegará siendo muy joven aún, con treinta y tres años.

“No olvidaré nunca cuando, me sentaba en unos escalones a comer pipas con Rafa Nadal (que entonces tenía 18 años), que era suplente del equipo español y éramos amigos y lo pasábamos increíble». “Los de Atenas fueron unos Juegos y espectaculares y, además, logré el diploma olímpico con 17 años y que es algo que aún hoy no valoro lo que fue, pero ahora es diferente”.

Un camino difícil

La motivación, la perseverancia y el no rendirse jamás, han formado parte de la vida deportiva de Blanca Manchón en la última década y media. El camino ha estado lleno de dificultades, pero su esfuerzo ha merecido la pena. Pocos deportistas consiguen lo que ha hecho la regatista andaluza. Va a participar por segunda vez en unos Juegos, dieciséis años después de la primera.

“Me quedo con esa experiencia vivida, soy madre, deportista, mujer y me acabo de clasificar para unos Juegos Olímpicos y eso no hay quien me lo quite. Voy a disfrutar muchísimo de este momento”. Manchón ha sido novena en el Campeonato de Europa de RS:X (Windsurf) celebrado en Mallorca y primera española clasificada. Resultados con los que ha conseguido el billete para los Juegos de 2020.

La ruta hacia los que serán sus segundos Juegos no ha sido fácil. A Pekín 2008 y a Londres 2012 acudió la campeona olímpica Marina Alabau. Manchón Fue al Mundial de 2016 embarazada pero no lo sabía. A la vuelta lo supo. Era el final de aquella temporada e informó a sus patrocinadores. Pero algo cambió. De la noche a la mañana se quedó sin ellos. Tuvo que empezar de cero. A la falta de ingresos de patrocinio se unió un cambio en la presidencia de la Federación Española de vela. Embarazada de ocho meses dejó de tener ayuda de sus patrocinadores. “No hay derecho que en 2018 se tenga que elegir entre ser madre o deportista, porque si lo piensas, un parón de ese tipo te deja sin recursos durante un tiempo que luego te impide remontar”.

Madre ganadora

A los tres meses de haber dado a luz al pequeño Noah, se presentó a las pruebas de selección y consiguió clasificarse tras hacer un esfuerzo bestial. Manchón ha sido seis veces campeona del mundo y una de Europa en distintas clases. El talento de la sevillana está fuera de toda duda. Su familia ha contribuido a que no se viniera abajo en los peores momentos. Su alegría, positividad y su sonrisa también han ayudado.

Nuevos patrocinadores

La clasificación para Tokio 2020 ha llegado de la mano de varios patrocinadores. En febrero de 2018 fue el Club Náutico Puerto Sherry y desde el pasado mes de marzo Hero ha firmado también con ella hasta Tokio 2020. «Estos apoyos te hacen muy fuerte mentalmente, algo que a nivel de alta competición es muy importante y se nota mucho»

Afortunadamente las cosas parece que están cambiando.»Ir a Tokio 2020 era más que un reto personal y lo he cumplido».

Blanca Manchón no se conforma con estar en Tokio. Quiere una medalla olímpica. «Estoy segura de que entrenando fuerte, teniendo las cosas claras, sintiéndome fuerte y creyendo en mí misma lo puedo conseguir”. Ha dicho que se le dan muy bien las regatas con poca gente y que en los Juegos serán solamente uno por país y va con muchas ganas. Ojalá lo consiga, se lo merece. Su lema es “imposible is nothing” nada es imposible.

Fotos: SAILING ENERGY, EFE, Martínez Studios

0 0 0 0