Tiger Woods y el regreso de los más grandes - Las Merinadas Deportivas de Edu

Tiger Woods y el regreso de los más grandes

Decía Miguel Ríos que los viejos rockeros nunca mueren. En el deporte pasa lo mismo, los más grandes siempre vuelven. Tiger Woods, el hombre que revolucionó el golf a principios del siglo XXI, ha regresado. Su victoria en el Masters de Augusta le ha vuelto a colocar donde estuvo durante una década, en lo más alto del golf. El regreso de Woods ha llegado tras un montón de operaciones y unos años muy tristes en su vida personal. Pidió perdón y parece que aprendió de los errores. Llegó a bajar al puesto 1.200 del ránking mundial. Pero los maestros como él nunca se marchan del todo. Dejan atrás el pasado y resurgen como el Ave Fénix. El “tigre” ha vuelto a rugir y ahora todo es posible. Ya había demostrado de sobra su grandeza, su retorno le encumbra.

El golfista americano ha ganado el quinto Masters de su vida. Hacía catorce años que no se enfundaba la chaqueta verde. Hace veintidós años que le vistieron con la primera de su carrera. Woods llevaba once años sin ganar un Major. En ambos casos, demasiado tiempo para un número uno como él. Se trata de su decimoquinto gran torneo, se queda a solo tres del máximo vencedor de la historia, el también americano Jack Nicklaus. Esta última victoria le tiene que dar alas para intentar alcanzar el récord. Aunque ha aclarado: “De momento voy a disfrutar del decimoquinto”.

Con mucho golf por regalar

“Tirar la toalla nunca es parte de la ecuación. Hay que seguir luchando con los desafíos que tenemos cada día”. “No quería que mis hijos me vieran perder otra vez, quería lograr otro grande por ellos”. Woods tuvo que retirarse del golf durante más de un año. Una de sus operaciones de espalda lo paró indefinidamente. Ahora vuelve a estar entre los mejores optando a lo que se proponga. Tiene cuarenta y tres años y mucho golf que regalar. Su historial lo dice todo: 5 Masters de Augusta, 4 Campeonatos de la PGA, 3 US Open y 3 Abiertos Británicos. Nicklaus ganó un Masters más que él, es otro récord que querrá igualar en los próximos años.

Las retiradas de otras dos leyendas del deporte mundial

Otros dos enormes deportistas, también estadounidenses como Tiger Woods, se retiraron y volvieron para engrandecer su leyenda aún más, como ha sucedido con el golfista. Los dos se llaman igual y dominaron el baloncesto y la natación: Michael Jordan y Michael Phelps. Ninguno de los dos tuvo que retirarse por lesión como Woods, pero pararon durante un tiempo.


Michael Jordan, el mejor jugador de baloncesto del siglo XX, se retiró dos veces del baloncesto. La destacable fue la primera. El 6 de octubre de 1993 el mundo del deporte en general y del baloncesto en particular asistía a una rueda de prensa histórica. Tras haber ganado tres anillos con los Chicago Bulls Jordan decidía retirarse:  «Cuando pierdo el sentido de la motivación y el sentido de demostrar algo como jugador de baloncesto, es el momento de que me vaya”. “Amo el baloncesto y siempre lo amaré, sólo siento que en este momento particular he llegado a la cumbre de mi carrera, he logrado mucho en este corto tiempo que llevo” Llevaba nueve temporadas en la NBA y solo tenía treinta años.

«I´m back»

El 18 de marzo de 1995, Jordan regresaba tras su aventura en el béisbol. “I´m back” y el baloncesto respiraba de nuevo. El deporte mundial tenía a su rey en las canchas y los patrocinadores sonreían. La vuelta de Air Jordan no pudo ser mejor. De 1996 a 1998 los Bulls volvieron a ganar otros tres anillos seguidos. ¿Qué hubiera pasado en 1994 y 1995 de haber estado Jordan?. Posiblemente que los seis campeonatos ganados se habrían convertido en ocho.


Michael Phelps se retiró el 4 de agosto de 2012. Lo hizo ganando, como Jordan. El más grande nadador de la historia decidió dejarlo al término de los Juegos Olímpicos de Londres. Hasta ese momento sumaba veintidós medallas: dieciocho oros, dos platas y dos bronces. Phelps lo dejaba a los 27 siendo el mejor deportista olímpico de siempre. “Ha sido una noche increíble, he trabajado para ser el mejor” decía tras su décimo octavo oro en unos Juegos. “Siempre había soñado poder acabar mi carrera con un final como éste”.

28 medallas olímpicas

En abril de 2015 Phelps decidió volver a las piscinas para luchar por la clasificación para los Juegos de Río 2016. Y como no podía ser de otra manera lo consiguió. Esta vez sí iba a ser la última oportunidad de verle en una competición olímpica. El “tiburón” de Baltimore no decepcionó y volvió para ganar seis medallas más: cinco oros y una plata. El 13 de agosto de 2016 cerraba una carrera maravillosa con veintitrés oros, tres platas y dos bronces. Veintiocho medallas olímpicas, multitud de podios mundiales y de los Pan-Pacíficos.

El Rey Phelps ha visto ganar a Tiger Woods en Augusta. Le hemos podido ver animándole en el hoyo 16. Allí se ha certificado el quinto Masters del golfista. A Michael Jordan siempre le ha gustado jugar al golf. ¿Casualidad?. Lo que es seguro es que Woods, Phelps y Jordan forman parte del olimpo de los más grandes de la historia del deporte. El primero tiene tiempo de agrandar aún más su leyenda.

Fotos: Reuters, Getty Images, AFP
0 0 0 0