Gisela Pulido vuela hacia París 2024 - Las Merinadas Deportivas de Edu

Gisela Pulido vuela hacia París 2024

Los ojos de esta mujer reflejan que es una ganadora. Su sonrisa atrapa. Tiene algo que es especial.  Un talento fuera de lo normal. Su padre le enseñó muchos deportes, pero se quedó con el Kitesurf. Con solo seis años empezó a volar cometas en la arena y a los ocho en el agua. Ella lo recuerda bien, el 24 de junio de 2002 comenzó todo. Fue campeona del mundo por primera vez a los 10 años, aunque un año antes ya se había convertido en campeona de Europa júnior. Guarda muy buenos recuerdos de aquel título mundial. Es el que más ilusión le ha hecho, el que guarda con más cariño. Un Mundial que solo tenía cuatro pruebas y que ganó precozmente.

Toda una vida dedicada a volar sobre el agua

Su nombre es Gisela Pulido Borrell. Nació en Premia de Mar (Barcelona) el 14 de enero de 1994. Es una de las mejores deportistas que ha tenido y tendrá España a lo largo de la historia. El Kitesurf lo es todo para ella. “El Kite lo es todo: mi pasión, mi forma de vida, superación personal y vivir el momento al máximo». Se trata de un deporte muy físico y muy técnico que empezó siendo un juego,como un hobbie. Los recursos económicos no eran muchos al principio. Su familia solo tenía dinero para competir en un Mundial. Su padre dejó su trabajo para irse a Tarifa con ella. Le dijo: “No te preocupes, si consigues estar en el podio en las primeras pruebas, te llevo a las siguientes, si no, tendrás que esperar a ser más mayor”.

Ganó el Mundial y después ha hizo historia hasta alcanzar diez títulos de campeona del mundo, ocho de ellos de manera consecutiva entre 2004 y 2011. Toda la vida volando por encima del agua. Con esa sensación de libertad, de desconexión, rodeada de mar, sintiendo el ruido del viento y rozando sobre su cara.

Gisela Pulido abandonó en 2016 el Mundial al reducirse el número de pruebas y al no tener tanta visibilidad como había ocurrido hasta entonces. Ahora está afrontando un reto que la vuelve loca, el Big Wave Challenge. Se enfrentará a olas gigantes que pueden alcanzar los veinte metros de altitud y las surfeará. Una auténtica pasada. Una disciplina muy complicada a la que se dedica desde hace varios meses. “No es un proyecto de un año, es un estilo de vida”.

El sueño de París 2024

La deportista catalana, afincanda en Tarifa, es una mujer valiente que se embarca en multitud de proyectos. Su deporte será olímpico en París 2024. “Representar a España en unos Juegos Olímpicos es lo que me haría más feliz”. Una vez haya terminado el reto de las olas gigantes comenzará a prepararse para los Juegos parisinos. Ese será su objetivo principal a partir de 2020, a cuatro años vista de la cita olímpica a la que llegaría con 30 años.

Siempre ha competido en la modalidad de freestyle (estilo libre) y tendría que cambiar a la de velocidad. Pulido ha dicho que se plantea primero una adaptación, con “mucho entrenamiento” y la participación en algunas carreras, dedicándose más a la competición. La competición de velocidad se lleva a cabo con la tabla de “hidrofoil”, algo que ya conoce la deportista española, por lo que no sería empezar desde cero.

Está convencida de que el sistema de competición de velocidad es mejor que el del estilo libre.  Piensa que “era muy subjetivo, ya que para unos jueces ganaba una, y para otros ganaba otra, mientras que en las carreras quien llega primera gana y no hay discusión sobre quién ha ganado”. Gisela Pulido nos hace ilusionarnos. La medalla olímpica sería una noticia excelente para redondear una carrera deportiva que comenzó muy pronto y que ha estado llena de grandes acontecimientos.  La rider catalana tiene la siguiente filosofía de vida: «nunca desistas, nada es fácil ni imposible». Le gustan el hip hop y el sushi. Para Gigi, como la llaman sus amigos, no hay reto insuperable. 

FOTOS: RED BULL Y S. ROMANTSOVA
0 0 0 0