Oviedo - La Postal

Oviedo

Asturias huele y sabe a mar, a montaña, a arte, a naturaleza… y su capital no se queda atrás. Si aún no conoces Oviedo en ‘La Postal’ te acercamos a esta ciudad señorial del norte de España que quedará para siempre en la memoria de todos por ser la Vetusta en la Regenta de Clarín. ¡Comenzamos!

 

Esta semana en ‘La Postal’ te damos los 10 imprescindibles que no debes perderte en tu visita a Oviedo.

 

La Catedral de San Salvador: que preside la plaza de Alfonso XII el Casto, uno de los puntos de encuentro en nuestro paseo por el casco histórico de la ciudad. De estilo gótico en su interior destaca la Cámara Santa que hoy guarda las reliquias de la antigua monarquía asturiana. En el exterior miramos al cielo ya que una de las campanas es considerada como la más antigua de España… y miramos a un elemento ajeno al templo pero de gran significado para Oviedo: la escultura de la Regenta, obra cumbre de Leopoldo Alas Clarín, situada en la plaza de Alfonso XII.

 

El Prerrománico asturiano: cuyos ejemplos en Oviedo y alrededores encontramos en Santa María del Naranco – en su momento residencia del rey asturiano Ramiro I-, San Miguel de Lillo, la iglesia de San Julián de los Prados –conocida como Santullano- o la de San Tirso El Real. Cerca de las dos primeras se ubica el Centro de Recepción e Interpretación del Prerrománico Asturiano que nos guía por estos monumentos y su importancia. Además, desde ellas las vistas y panorámicas de Oviedo son impresionantes.

 

 

La Foncalada: esta fuente del medievo está reconocida como Patrimonio de la Humanidad del prerrománico de Asturias. Se sitúa en la calle del mismo nombre a pocos minutos andando de la Catedral de Oviedo.

 

El Museo de Bellas Artes: ubicado en pleno centro histórico parte de su fachada está en la plaza de la Catedral. En él se hace un recorrido por la historia del arte desde el siglo XVI al XXI con lo que nos cruzamos con las genialidades de El Greco, Zurbarán, Sorolla o Picasso. Hasta el 6 de enero puedes disfrutar de parte de la colección Masaveu sobre las grandes figuras de vanguardia.

 

El Museo Arqueológico: se sitúa en una parte del que fue el convento benedictino de San Vicente, detrás de la Catedral y del convento de San Pelayo. Realiza un recorrido por ‘la memoria’ de Asturias. A destacar sus referencias a las cuevas prehistóricas con arte rupestre. Un apunte: es gratuito.

 

El Teatro Campoamor y el hotel Reconquista: escenarios ambos de la entrega de los Premios Princesa de Asturias. El Campoamor –construido en el siglo XIX- es hoy el epicentro de la vida cultural de Oviedo. Si puedes no te pierdas su festival de ópera.

 

 

 

El Auditorio Príncipe Felipe: obra del valenciano Santiago Calatrava. Está situado en el antiguo estadio de fútbol Carlos Tartiere.

 

La ruta de las esculturas: por toda la ciudad hay repartidas más de cien esculturas urbanas. Además de la de La Regenta que antes mencionábamos también merece la pena hacerse un selfie (¡por qué no!) con la de Woody Allen o la de Botero.

 

 

El parque Campo de San Francisco: el pulmón verde de Oviedo. Su origen se remonta a un monasterio franciscano porque donde hoy se ubica el parque antiguamente era el huerto de ese monasterio. En él destaca la estatua dedicada a Mafalda.

 

La calle Uría… y los dulces: si tienes tiempo y te quedan fuerzas nada mejor que perderte por las tiendas y comercios de la calle Uría. Para amantes del dulce compra los carbayones en Camilo de Blas o los moscovitas en Rialto.

 

¡Diez razones más que suficientes para acercarte a Oviedo!

0 0 0 0