“Es inexplicable la emoción de palpar la cara mi hija antes de nacer”

Daniel Iturra explica en ‘La Linterna’ de Expósito la sensación que vivieron él y su pareja, también ciega, al palpar una imagen 3D de la ecografía de su hija

Imagen del feto en tres dimensiones / Twitter

COPE.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 23:59

Malena nacerá dentro de algo menos de dos meses pero ya se ha presentado a sus padres, Daniel y Silvina. Son una pareja argentina que, como otras muchas, esperan a su primera hija. Sin embargo, su historia es especial. Ambos padres son ciegos, por lo que no podían ver el aspecto del feto en las ecografías que se han ido realizando a lo largo del embarazo. Gracias al equipo del Instituto Oultton, en Córdoba (Argentina), han logrado palpar el aspecto de Malena.

Mario Pellizari es uno de esos médicos y ha explicado en los micrófonos de ‘la Linterna’ cómo lograron imprimir en 3D una de las ecografías para que los padres pudieran palparla y conocer su aspecto “lo único que ellos tenían era el relato nuestro contando si el bebé sonreía o movía una patita o si escuchaban el corazón” ha explicado.

“Lo único que ellos tenían era el relato nuestro contando si el bebé sonreía o movía una patita o si escuchaban el corazón”

“Levantamos las imágenes en un programa especial y decidimos ir a una impresora enfrente del instituto”. Cuando fueron a imprimir la figura, el dueño de la imprenta quedó tan impactado por la historia que no les cobró nada por el encargo.

El padre del bebé, Daniel Iturria, ha hablado también con Expósito. Ha celebrado que “el embarazo va bien” y ha calificado de “inexplicable” su experiencia con Malena, “palpar la cara de este bebé antes de que naciera fue algo muy lindo” ha comentado con emoción.

Sobre el aspecto de Malena, Daniel ha contado que “es una mezcla entre los padres”. El ecógrafo les ha apuntado que la forma real es “algo más cachetona” que la figura impresa, pero Daniel pronto adivinó qué partes ha heredado su hija de él: “Tiene la parte de la nariz y la boca mías” ha afirmado. Una historia que demuestra que, aunque el amor a veces es ciego, ahora se puede palpar.

Lo más